Acuarela 3 – Agosto 1981 (con color!)

El número 3 de Acuarela significó la consolidación del proyecto e instalarnos así en la escena cultural de Rosario de ese entonces. El núcleo que componía la revista crece y comenzamos a generar lo que había sido nuestra aspiración inicial: comenzamos a ser una usina que disparaba cosas para todos lados.

Durante la realización del número 2 se había incorporado una persona de enorme importancia para nosotros y la revista, unhealthy Carlos “Popo” Francalanza. Mi olvido se debe a que el olvido se había producido ya a la hora de colocar el staff en el número 2, así que en el número 3 aparece “Agradecemos la colaboración de Roberto Fontanarrosa en Acuarela 2, además la valiosa labor de Carlos Francalanza, que a la hora de hacer nombres desapareció (disculpas)”.

Popo había estado a cargo de las fotos del reportaje a Fontanarrosa y de ahí en más se convirtió en el fotógrafo de Acuarela y todo lo que nos rodeaba. Popo pasa a la historia, para mí por varias razones, una de ellas, era el único que tenía una cámara reflex en varios kilómetros a la redonda, era una reflex Miranda! (alguien conoce esa marca?). Increíble, se había comprado un tele de otra marca, porque por supuesto para la Miranda era imposible hallarlo, y había adaptado las roscas haciendo un adaptador con Poxilina. Bueno, ese era el modo de trabajo de Popo, hay que hacerlo y lo hacemos. Con esa cámara han sido tomadas fotos históricas y entrañables. Otra de las razones para ser histórico y recordarle siempre siempre es que al inmenso archivo fotográfico de Acuarela… lo perdió!!. Entre varias mudanzas, divorcios y cambios de niveles de alteración mental, se perdió! (buscá, buscá Popo!).

Con Popo se completaba el núcleo central de Acuarela, pero también es mucha la gente que se suma a la tribu. Quiero destacar a una persona de quien no tengo suficientes palabras para recordarlo, medical se llama Oscar Bondaz, poeta entrerriano, un ser de otro planeta. Llegada de las barriadas humildes de Villa Elisa (pueblito de Entre Ríos) nos encontramos en esa época. Por él comencé a leer a Juan L.Ortiz, él me hizo escuchar “Agua e Vinho”, uno de los primeros discos de Egberto Gismonti y mucho folklore y jazz argentino, pasando por Bill Evans. Oscar, te recuerdo y cada vez te admiro más. Su humildad destrozaba al más arrogante.

También aparece Pablo Grasso, un tímido estudiante de secundaria a quien Popo preparaba en todas las materias que se llevaba. Su madre no sabía en manos de quien entregaba la educación de su hijo. Empezó por convertir su pieza en un altar satánico con fotos de Kiss y luego, su vuelo fue único y por ahí anda. Pero comenzó a y trabajar para Acuarela con cara de asombro ante todo lo que sucedía alrededor. Vale señalar que en esos meses el departamento de Popo se convierte en el bunker de Acuarela. La actividad en ese departamento es de 24 horas corridas todos los días. La tolerancia de Popo estuvo al límite más de una vez, siempre había gente durmiendo, gente trabajando, gente estudiando, un laboratorio de fotografía instalado en la cocina (lo cual hacía que pretender comer algo allí sea una aventura tóxica), el baño era una selva de negativos secándose colgando de cables, etc. etc.

Mucha gente (y chicas!) ya eran parte del mundo de Acuarela en ese momento de gran agitación. En la presentación del número 3 damos cuenta de las tiradas hasta ese momento:

Nro.1: 350 – reimpresión 100
Nro 2: 450 – reimpresión 100
Nro 3: 700 – reimpresión: de ustedes depende.

Para tener una referencia lo que significaban estas cifras, troche recuerden la cantidad de público que entonces movía Baglietto (Acuarela1) y que cualquier artista como Spinetta lograba apenas llenar el teatro La Comedia con una capacidad de alrededor de 600 personas.

El precio del ejemplar era de 4.000 pesos (vaya a saber lo que eso significa a precio de hoy). El contexto económico no era irrelevante, con Viola había entrado al Ministerio de Economía Lorenzo Sigaut quien acuñara por esos meses la famosa frase “el que apuesta al dólar pierde”, y lo que pasó es que el dólar se fue a las nubes (pasó de 2.000 a 10.000 pesos en esos meses). Vivíamos en el “infierno inflacionario” lo que derivó en la caída de Sigaut hacia fines de año, quien sería reemplazado por uno de los hombres cercanos a Martínez de Hoz y ex-Ministro de Economía durante el gobierno de Frondizi: Roberto Alemann. Este reemplazo dio sentido a otra frase famosa de ese año: “No digo adiós, digo hasta luego”, dicha por Martínez de Hoz, cuando dejó el ministerio de Economía en marzo de 1981.

Mientras el número 2 comenzaba a circular, tuvimos el “problema” que relata Guillermo en su comentario previo. La “censura” se hace presente en lo que hasta ese momento había sido una base de operaciones importante, la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR (Pellegrini al 200). Habíamos acordado con quienes atendían el kiosco de venta de apuntes para que nos vendieran la revista y que en la vitrina donde se exponían anuncios varios, apareciera un volante de nuestro número 2. Eso generó la alarma y fuimos citados a la oficina del decanato. En ese momento el Secretario de Relaciones Estudiantiles o algo así era el Ing. Jorge Janda y allí fuimos Benito y yo. La reunión en el despacho del decano fue muy amable y este señor concluyó con “consejos” del tipo “que no era adecuado distribuir la revista en la Facultad” y que debíamos pensar en tener un “padrino”, alguien que nos protegiera, era obvio, que estábamos a la “intemperie”. Allí se termino la circulación de Acuarela en Ingeniería. De todos modos, ya estábamos en muchos otros circuitos (y yo, particularmente, lejos de los circuitos integrados y las plaquetas).

Vamos al número 3

Tapa: manteniendo la tipografía pasamos al color!! El dibujo pertenece a Maria Cossatto. No he tenido información de María desde aquellos años.

La revista arranca de entrada con un diseño mucho mejor ya que se había incorporado Raúl Woollands, diseñador profesional quien resuelve la diagramación muy bien.

También, para destacar, se hace referencia al inicio la existencia de APAR (Asociación de Publicaciones Alternativas de Rosario) recientemente creada para realizar algunos eventos conjuntos, discutir las condiciones en las que podíamos ser distribuidos en el circuito de kioscos de revistas del centro, etc.

Editorial: en esta ocasión se llama Sentidos: Haciendo referencia al extraño mundo que nos rodeaba, censura mediante y temores por todos lados, decimos “tratamos, además, de construir apropiadamente el mensaje, sin olvidarnos de las condiciones en que nuestro lector lo recibe”.

Una lectura oportuna a Ernesto Sábato: Se reproduce un fragmento de “Abbadón el Exterminador” (“Querido y Remoto Muchacho”). Quiero destacar un fragmento que me impacto en su momento (y aún hoy):

“No hay temas grandes y temas pequeños, asuntos sublimes y asuntos triviales. Son los hombres los que son pequeños, grandes, sublimes o triviales. La ‘misma’ historia del estudiante pobre que mata a una usurera puede ser una mera crónica policial o CRIMEN Y CASTIGO (…) Que no seas capaz, como me decís, de escribir sobre ‘cualquier tema’ es un buen indicio, no un motivo de desaliento. No creas en los que escriben sobre cualquier cosa. Las obsesiones tienen sus raíces muy profundas, y cuanto más profundas menos numerosas son. Y la más profunda de todas es quizá la más oscura pero también la única y todopoderosa raíz de las demás, la que reaparece a lo largo de todas las obras de un creador verdadero: porque no te estoy hablando de los fabricantes de historias, de los ‘fecundos’ fabricantes de teleteatros o de best-sellers a medida, esas prostitutas del arte. Ellos sí pueden elegir el tema. Cuando se escribe en serio, es al revés: es el tema que lo elige a uno. Y no debes escribir una sola línea que no sea sobre obsesión que te acosa, que te persigue desde las más oscuras regiones, a veces durante años.”

Para los que quieran escuchar al propio Sábato narrar la primera parte de “Querido y Remoto Muchacho” pueden entrar en este blog.
Ese año el Centro Editor de América Latina publica “La robotización del hombre y otras páginas de ficción y reflexión”. Ernesto Sábato representaba en ese momento una de las pocas voces que podían hacerse oír dentro del país con un tono francamente opositor. Ese año, cuando la revista Humor adopta un perfil francamente agresivo y de ataque a la dictadura, reportajes a Ernesto Sábato y otros, marcaron fuertemente ese momento. Si bien, mucho recordarán la equivocada visita de Sábato (con otros intelectuales) a Videla en abril de 1976, su figura en 1981 trascendía ese triste episodio. De hecho, por ese entonces, Sábato era un testimonio de prestigio y permanente para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otros organismos internacionales que monitoreaban lo que sucedía en la Argentina. Ese año Amnesty International denuncia 9.000 desaparecidos en Argentina. Por ese entonces estuvimos a punto de conseguir filmaciones de Sábato brindando testimonio para esos organismos. Increíblemente estuvimos en contacto telefónico con Sábato para conseguir copia de tal material. No recuerdo por qué finalmente no lo pudimos hacer.

Musicales. 3 Comentarios 3: reseña de los últimos movimientos en materia musical (y teatral, que también era muy fuerte). Una serie de recitales en Rosario, Santa Fe y Paraná habái reunido a El Banquete (Rosario), Magma (Paraná) y Fata Morgana (Santa Fe). Finalmente, el debut de dos grupos “El Castillo” y “Anfión”. En este último estaba Claudio Cardone (teclados), actualmente, y desde hace varios años, tocando con Spinetta, y en la batería Mario “pájaro” Gómez, unos años después será la voz y líder de Vilma Palma.

Intentemos algo nuevo: reflexión de Omar Recchia sobre los temas cotidianos y la crisis. No tengo referencia de él en la actualidad.

Yo digo el lenguaje de las cosas simples: poema de Luisa Maria Perez de Monti.

Ecología Humana II. De donde venimos y hacia donde vamos: continuidad de la nota del número anterior con dibujos de Escher y gráficos de los ciclo de diversos elementos, entre ellos, el del carbono, hoy es el personaje más trascendente de los que pueden haber aparecido en Acuarela por esa cosita del calentamiento global.

A propósito de los poetas: poesía de Oscar Bondaz. La reproduzco íntegra. Oscar fue desde ese entonces una presencia gigantesca en Acuarela. Su mutismo atrás de sus ojitos pícaros frente a las discusiones más acaloradas y decisivas hasta que al rato tiraba su increíble reflexión sobre lo escuchado. Un ser en otra dimensión. He pasado momentos deliciosos con él, como nuestro espontáneo abrazo en un momento de especial belleza durante un concierto, nos halagábamos mutuamente de estar allí y juntos.

A propósito de los poetas

“Entonces volví a creer en ellos,
en su sabiduría rota,
ya sin ninguna sospecha de cordura.”
Alejandro Nicotra

Las imágenes están disminuidas
al percibir lo inmenso
hasta ahí
donde la soledad se ha vertido
porque no ha llegado un atardecer a los ojos.

Algunos
brillosos andantes
amantes del tibio sol en las esquinas
se vueven aldabas
que no se inmiscuyen entre timbres eléctricos
para pulsar su resignación.

Ellos
los que derrumban el sustento del grito
no conversan solos
les hablan a todos
con sus voces mas bajas.

Son aquellos líricos
que tienen agujereados
los estambres de la nostalgia.

Amigos del silencio
suelen estar perdidos
entre las calles más conocidas
y en sus manos risueñas de melancolía
escriben
hasta aquí su invierno.

Oscar Daniel Bondaz
Rosario, 21 de junio de 1980

Don Joaquín de los mares: cuento de Rubén Vedovaldi en las dos páginas centrales.

Y ¡qué importa!: poesía de Nora Nani

Sección de historietas: a cargo del taller de investigaciones historietísticas de Cucaño.

Una noche de Jade: Una de las notas más importantes, el reportaje, esta vez Luis Alberto Spinetta (y otros integrantes de Spinetta Jade). Spinetta Jade había tocado en Rosario en ese junio de 1981 presentado su “Alma de Diamante”, su disco début y que fue fondo musical permanente en todo ese tiempo de realización de Acuarela 3 en la casa de Popo.

Va un fragmento en donde aparece en la conversación el fenómeno Queen vivido hacía ya un par de meses.

A: Volviendo al tema del público:¿qué pensás de la gente que fue a ver a Queen y nunca más en la vida va a volver a ir a un recital?
S: ¿no va a volver decís?
A: El público de Queen es un público muy especial.
S: Esa que vos decís es gente que nunca se va a abrir la cabeza. Si no se la abrió Queen no se la abre nadie, porque con lo accesible que es…
A: ¿A vos te parece que Queen abre la cabeza?
S: Sí, yo pienso que Queen la abre. No abre la misma cabeza que abre Weather Report, pero abre la cabeza. Abre, porque además los tipos son excelentes. La destreza que tienen para tocar lo de ellos yo se las envidio, porque los tipos la tienen de taquito. El cantante, por ejemplo, tiene una fuerza de no creer. Queen, me entendés, pega y el tipo que no sintió que le pegó, mala suerte, no le va a pegar ni Monzón. Ojo, que entre Weather Report y Queen hay una distancia abismal a nivel de estética, desde mi punto de vista, pero pienso que ambas cosas van dirigidas hacia una ruptura de la cáscara que nos rodea. Por ahí, a diferentes centros de esa carcaza.

Otro fragmento, hacia el final, hablando de la situación del rock nacional:

“mirá, el músico joven nacional no puede aspirar a un destino más importante que el que se está viendo, en sí, por el momento ¿por qué? Porque hay muchas cosas que afectan a nuestra juventud, no solamente que un artista toque bien o mal, o que se presente tal o cual grupo, sino que hay una cantidad de aspectos políticos, sociales, culturales y emotivos que la están hundiendo.
Entonces nosotros no nos podemos quejar mientras tengamos una audiencia que nos esté atendiendo, pero no podemos convertirnos en figuras grandiosas en un momento en que a la gente le hacen falta cosas mucho más elementales que un concierto, a pesar de que el concierto bien le puede servir de una gran válvula de escape. Hay cosas mucho más importantes que resolver que los grupos de rock.

No tengo las fotos de este reportaje, una lástima. Aqui pongo a Spinetta Jade haciedo Alma de Diamante en septiembre de ese año en el festival Prima Rock (Ezeiza).

La aventura del Teatro Independiente: una nota que daba cuenta de la historia y presente del teatro independiente y su rol como forma de expresión autónoma que por ese entonces, e 1981, expresaba mucho de lo que no tenía cabida en la TV ni en el “cine nacional”. Recordemos que en Julio de ese año se lanza con un enorme éxito la iniciativa “Teatro Abierto” y que había puesto en alarma a la dictadura. En esos meses se produce el “misterioso” incendio de la sala Picadero en Buenos Aires, donde se desarrollaba Teatro Abierto.

Para los que mueren solos: poema de Marcelo Guillamet.

Propuestas: en materia de revistas se menciona a SMOG y El Maldito Chocho, ya comentadas. Varias propuestas radiales y musicales. Finalmente se dice “hemos adelantado mucho, gracias a la fuerza de nuevos y antiguos colaboradores, y el rayo que no cesa”. El rayo que no cesa era la expresión que usábamos para daros ánimo y un reconocimiento al poeta español Miguel Hernández dueño de esa expresión.

Equipo: esta es la nómina de gente del número 3.
Dirección: Lelio Accetti, Héctor Escobar, Carlos Franzalanza, Claudio Joison, Guillermo Solé, Benito. Vicioso, Juan C. Villalonga.
Colaboradores: Ricardo tarditti, Miriam Valeriani, Raúl Woollands, Maria Cossatto, Omar Recchia, Eugenio Filipeli, Pablo Grasso, marcelo Tarditti, TIHC (Cucaño)

Con Popo en el bunker.
Abajo Guillermo y Benito.

1 comentario

  • DonCali,

    Harta fue mi emocion cuando Guille me mostro en su PC tu viaje nostalgioso acuareloso digital que habias montado. Pasaron casi tres decadas y ustedes casi tan inconscientes como yo en aquella epoca y con edades variopintas me refundaron desde distintos lugares. En ese bunker magico y popero (claro que no por la musica, alli sonaba todo mas sinfonico y progresivo), entre a un laboratorio por primera vez y me acerque a las camaras, que años despues se convirtieron en mi profesion.
    Cuando años despues hice mi primer documental fue “Aria para Don Juan L” a quien conocí gracias a la insistencia del compañero Bondaz y mas tarde de Sietecase cuando haciamos Rio Tinto con otra runfla tambien inolvidable.
    Me gustaria aportar material al blog que tiene que ver con esas cosas, veia tu mencion a “Sube a nacer conmigo hermano”, y casualidades o causalidades hace unas semanas hice un videito experimental con parte de ese texto que se llama “Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta” es algo asi como una lengua donde proyecte un film super 8.
    Bueno, como ves aquellas semillas ciertas germinaron y aqui estamos, esta es una manera de decir gracias por todo esto, por todo aquello.
    Espero encontralo cercano,
    aquele abraço,

    Pablo Grasso.
    PD: Sigo copiando fotos con la legendaria ampliadora de Acuarela.

    sinus magnus 4 noviembre, 2008