Acuarela 5: (4) Agitar la Memoria de la Libertad

tapareparcial

Vuelvo sobre nuestro número 5, sickness número definitivo que marca el fin de una historia y el comienzo de otra con nuevos proyectos para cada uno de nosotros y también con otras esperanzas y expectativas. El número, en líneas generales, es un número un tanto “oscuro”, con el negro dominándolo todo. No era para menos por lo ya relatado.

Todos son textos apretados, nos sobraba material por todos lados y había que decirlo todo, por varias razones presentíamos que se nos terminaba el proyecto.

Primero el equipo que trabajó en la misma:

Dirección General: Juan C. Villalonga, Benito M. Vicioso

Consejo de Dirección: Lelio Acetti, Carlos Francalanza, Claudio Joison, Guilermo Solé.

Diseño Gráfico: Acuarela

Administración: Ricardo Tarditti

Colaboradores: Miryam Valerini, Oscar Bondaz, María S. Ruiz, María Cosatto, Osvaldo Branchesini, Edith Pricco, Clelia Quintanilla, Mario Berjman, Raúl Giovanoli, Héctor Paruzzo, Daniel Rodríguez, Oscar Blando, Daniel García, Ricardo Fornasero.

yo

Editorial: Agitar la Memoria de la Libertad – Arrancamos con un editorial esperanzado, donde el clima que transpira estaba muy influido por los sucesos previos a la guerra de Malvinas. Contiene varias señales incipientes de lo que luego trataríamos cada uno de nosotros hacer, la actividad “política”, en su concepto más amplio. Nuestro debates de esos días eran acerca de cómo se debía hacer política. Yo ya estaba totalmente convencido para dónde debían hacerse los esfuerzos. Mi idea política era “verde” y anarco/alternativa destartalada. De esos debates y largas noches de discusión aparecían algunas de nuestras naturales diferencias. El editorial buscaba señalar que las ideologías y todas las máscaras y disfraces políticos no servían en absoluto si eso no iba de la mano de una práctica individual coherente. Personalmente, me asombraba ver en esos meses como reaparecían del armario las variopintas “sectas” políticas, como si hubiesen estado en formol, en un perfecto estado de conservación pero sin signos de vida o evolución. El editorial rondaba esas preocupaciones. Finaliza con una cita:

“personal” y “político” son inseparables: la suma de nuestras visiones personales determinan nuestra política; la hechura de nuestras decisiones político/públicas afectan a quien soy/devengo. La política que ejerzo es el que soy.

Picasso, su Humanidad – Una nota en torno a la obra del pintor, totalmente graficada con diferentes fragmentos del Guernica y cuyo foco se pone en el drama del siglo XX con su progreso material que encierra en su vientre el huevo de la serpiente de la destrucción y el genocidio. Vivíamos esos días bajo el régimen más sanguinario del siglo XX en Argentina y en pleno conflicto bélico.

guernica460guernica

Luego un Cuento de Mario Berjman.

Musicales – las crónicas musicales de ese momento, lo más importante, el festival de La Falda’82. En esos años, La Falda se había transformado en el festival nacional por excelencia. Esa edición había sido el de la irrupción de Baglietto y la troupe rosarina. Durante ese festival 22.000 personas habían dado un respaldo descomunal a los rosarinos. Se venía la ola gigante de Baglietto. La actuación de Baglietto en La Falda arrancó, como solía arrancar sus conciertos en Rosario, con “la censura no existe”:

lafalda8203

Esta es la tapa dela revista “El Porteño”, marzo 1982. Su crónica del festival de La Falda puede leerse en el sitio “Mágicas Ruinas”. Es muy interesante leerla, porque en ese festival aparece por primera vez una fuerte componente de violencia en el público de rock, que luego se haría cada vez más marcada.

Se produce un recambio generacional y comienzan a existir las “tribus” que siguen a grupos y confrontan con las demás. Increíble.

lafalda8210

Ese número de El Porteño lo recuerdo bien porque la crónica de La Falda era de varias páginas y con muchas fotos de la fauna rockera que asistía a esos festivales. Una foto nos llamó la atención a todos, era la de un hippie rosarino que todos conocíamos de vista, de verlo por ahí, a veces en bicicleta, no sabíamos su nombre, pero ahí estaba, en El Porteño como emblema del festival.

Uno o dos años después, nos conocimos y fuimos compañeros en diversos proyectos cuando arranqué con la etapa “verde”. Mario Coffaro. Anoche cuando escribía esto no podía recordar su nombre y por suerte estaba en skype Elba y conversamos lo siguiente:

[12:32:35 a.m.] Juan Carlos Villalonga: te paso una foto
[12:32:42 a.m.] Elba Stancich: a VER
[12:33:52 a.m.] Juan Carlos Villalonga: te acordás su nombre?
[12:34:12 a.m.] Juan Carlos Villalonga: se me borró del disco de la cabeza
[12:35:20 a.m.] Juan Carlos Villalonga: lo ves?
[12:35:33 a.m.] Elba Stancich: que barbaro!!!!! mario Coffaro! un master
[12:35:42 a.m.] Juan Carlos Villalonga: cñlaaaaaaaaro!!!
[12:35:42 a.m.] Elba Stancich: convertido al budismo zen
[12:35:53 a.m.] Elba Stancich: pareja de graciela diez
[12:35:58 a.m.] Juan Carlos Villalonga: dame data, cuándo lo conocimos?
[12:36:14 a.m.] Elba Stancich: chupado en Moreno y Santa Fe
[12:36:33 a.m.] Elba Stancich: un procer para mi
[12:36:33 a.m.] Juan Carlos Villalonga: pará que este diálogo lo reproduzco
[12:36:56 a.m.] Elba Stancich: no se como aparecio seria por daniel?
[12:37:16 a.m.] Juan Carlos Villalonga: pero apareció cuando ya eramos Tlaller?
[12:37:46 a.m.] Elba Stancich: me estoy devanando
[12:38:04 a.m.] Juan Carlos Villalonga: eramos tantos!!
[12:38:39 a.m.] Elba Stancich: en l.o de bomba de paz no habra aparecido?
[12:39:14 a.m.] Juan Carlos Villalonga: capaz, pero estuvo con nosotros en varias cosas,la cooperativa…
[12:39:43 a.m.] Elba Stancich: si, y creo que nos ayudaba a veces cuando poniamos la mesa en algun lado
[12:40:20 a.m.] Elba Stancich: iba a la sociedad naturista me parece tamb ien
[12:40:26 a.m.] Juan Carlos Villalonga: sabés de él hoy?
[12:41:08 a.m.] Elba Stancich: vive con Graciela por la Florida, van a la India cada tanto, sigue con sus practicas de meditacion y esas cosas
[12:41:32 a.m.] Elba Stancich: debe seguir haciendo dulces
[12:41:32 a.m.] Juan Carlos Villalonga: bueno, fantástico, este dialogo va directo al blog!
[12:41:41 a.m.] Elba Stancich: Ja!

Luego sigo con el recorrido del número 5. La crónica de Acuarela dice: “Con una puntualidad poco común, Mario Luna, el responsable del evento, dio por inaugurada la primera noche, presentando a los legendarios ORION´S con su acostumbrado rock pesado de diez años atrás, sin aportar nada nuevo aunque con buena aceptación por parte del público.”

Aquí , el festivalero “hasta que salga el sol”, toda una época.