Se acaba de abrir a la firma el Acuerdo de París y fueron 175 países al acto de apertura en New York, un respaldo muy importante para el arranque de esta nueva etapa en las negociaciones climáticas. Nueva y decisiva etapa. No tenemos chances de fallar y tenemos que recuperar el precioso tiempo perdido en las últimas dos décadas.

El primer paso para lograr que el impulso logrado en París no se desvanezca está alcanzado. tarea cumplida. Ahora viene las siguientes. Las mismas pueden sintetizarse en el siguiente gráfico. ver: DÍA DE LA TIERRA 2016: FIRMAR EL #ACUERDODEPARÍS

diadelatierra1

Obviamente, las mayores dificultades de la etapa que viene es la ratificación de algunos países. Las de Estados Unidos y China, las más relevantes y problemáticas. El momento político no puede perderse. la comunidad internacional no puede perder un solo año antes del 2020 en avanzar en el proceso de ratificación, realizar medidas de mitigación pre-2020 y en la revisión de las metas hasta ahora aportadas previas al Acuerdo de París bajo el formato de las denominadas INDC.

Como recordatorio, quiero poner aquí las emisiones desde 1990, año de adopción de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En este caso podemos ver las evoluciones de los países industrializados (Anexo I, para la Convenciión) y del conjunto países en vías de desarrollo (no Anexo I para la Convención). Como podemos ver la situación se ha ido modificando notablemente a lo largo de estos años. El mundo industrializado redujo en un 15% sus emisiones respecto del 1990 para el año 2012. En cambio el mundo en desarrollo elevó sus emisiones en ese mismo período en un 98%.  El gráfico muestra un aspecto complejo de los muchos que existen en la mesa de negociación.

emisiones

Written by Juan Carlos Villalonga