Obtuvo dictamen un proyecto para impulsar su consumo y prohibir las lámparas halógenas

La Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados le dio dictamen a un proyecto que prohíbe la comercialización de lámparas halógenas y fomenta su reemplazo por las que se fabrican con tecnología led.

Como una modificación a la ley 26.473, el texto de autoría del diputado Juan Carlos Villalonga (PRO) prohíbe “la importación y comercialización de las lámparas halógenas en todos sus tipos y modelos en todo el territorio nacional”, a partir del 31 de diciembre de 2019.

Asimismo busca que el Poder Ejecutivo dicte “las medidas necesarias para facilitar la importación de lámparas de bajo consumo y tecnología LED, los componentes y/o el equipamiento necesario para su producción, reduciendo o eliminando los derechos de importación y demás tributos que graven la importación” en el marco del Código Aduanero de la Argentina.

En defensa del proyecto expuso Andrea Heins, Subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

Heins destacó el ahorro producido por las lámparas led, que consumen hasta un 50% menos de energía, y dijo que desde el Ejecutivo se busca fomentar su consumo, a través de la incorporación en los planes Ahora 12 y Precios Cuidados. Asimismo, explicó que no existe una industria nacional que desarrolle este tipo de lámparas.

La Subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética mencionó el caso de Europa, donde se avanza con la prohibición de las lámparas halógenas. “A nivel mundial el led es una tecnología que impacta en el consumidor, en la generación de energía eléctrica y contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, argumentó.

Las críticas al proyecto llegaron de parte de los diputados Marco Lavagna (FUNA), quien dijo que era una cuestión de elección del consumidor, y del diputado Andrés Zottos (Justicialista), que criticó su falta de alcance federal. “¿Cómo hacemos con la gente que está en el Chaco salteño?”, se preguntó Zottos. Ambos legisladores firmaron el dictamen en disidencia.

Villalonga respondió que “ninguna medida por sí sola repercute en un cambio en la matriz energética”. “Hay que intervenir en la oferta. Comprar lámparas halógenas es muy barato, pero en la factura de luz resulta caro para los usuarios”, puntualizó el diputado del PRO y aclaró que «tanto las lámparas que buscan prohibirse como las led de uso residencial, son 100% importadas».

Desde el Frente para la Victoria, el diputado Luis Basterra defendió el proyecto, al recordar el impulso dado por el diputado Julio De Vido, ex titular de la Comisión de Energía, y sostuvo que “acompaña las iniciativas para hacer más eficiente el sistema energético”.

 

Diputados Argentina, 29 de mayo de 2018.

Written by Eugenia Testa