diciembre 13, 2018 Sala de Prensa No hay comentarios

A partir de 2020 ya no se podrán vender lámparas halógenas. Así lo determina una ley que fue aprobada por el Senado. La norma, a su vez, favorece la importación de lámparas de tecnología LED.

La iniciativa modifica otra similar sancionada en 2009 que prohibía, a partir del 31 de diciembre de 2010, la importación y comercialización de lámparas incandescentes en todo el país.

El proyecto actual extiende esa prohibición a las lámparas halógenas (utilizadas en reflectores de alta potencia) en todos sus tipos y modelos a partir del 31 de diciembre de 2019.

“Sólo quedarán en el mercado las lámparas fluorescentes compactas y la diversidad disponible de tecnología LED. Esto es un menor impacto en el sistema energético porque lo hace más eficiente y es una ayuda económica para el usuario ya que esta opción tiene menor tiempo de amortización y baja el gasto en energía eléctrica”, señaló el diputado Juan Carlos Villalonga, autor del proyecto que ya tenía media sanción en Diputados.

“el ahorro que se podría generar por el reemplazo de la totalidad de las lámparas halógenas en uso en la Argentina, es equiparable a la energía que generan dos centrales nucleares similares a Atucha II, sería un verdadero alivio para el sistema energético en su conjunto”, agregó.

Además, establece que el Poder Ejecutivo Nacional podrá dictar las medidas necesarias para facilitar la importación de lámparas de tecnología LED que consumen entre un 85 y un 90 por ciento menos que las halógenas e incandescentes y un 50 por ciento menos que las de bajo consumo, y duran entre 30 mil y 50 mil horas.

No obstante, establece que las facilidades para la importación de esos instrumentos lumínicos se impondrán cuando se demuestre la imposibilidad de producirlas localmente.

 

Clarín, 13 de diciembre de 2018.

 

Written by Eugenia Testa