Avalon

IMAG0347

Un día en Glastonbury. Glastonbury es un centro neurálgico, energético (?), donde confluyen las más diversas y potentes expresiones históricas, leyendas, movimientos alternativos y new age. Por miles de años mucha gente peregrinó a Glastonbury buscando el Santo Grial, a Cristo, al Rey Arturo o el estado mental y espiritual que podamos imaginar. Todos lo dicen, aunque suene a broma, la energía está en la tierra de Glastonbury, quizás, la mítica tierra de la Isla de Avalon.

Allí peregrino como tantos otros.

Una pequeña ciudad donde el shopping es de artículos esotéricos, piedras milagrosas, ropas de magos y hechiceras, comida vegetariana, causas nobles y causas perdidas.

IMAG0337

IMAG0335

IMAG0333

Apenas me aproximo, sobresale Glastonbury Tor. Un misterio como los hay infinitos en las tierras de Somerset. Una colina natural, y también construida por el hombre, tiene en su cima una torre donde se supone allí suceden cosas.

IMAG0294La historias/leyendas dicen que por estas tierras estaba Avalon y que de las aguas que inundaban la zona, emergía “Gastonbury Tor”. Avalon es un sitio de leyenda. Muchos la ubican en Glastonbury. La isla, según las leyendas, fue utilizada como morada de brujos y hadas en numerosas fábulas de origen celta, siendo más conocida por su relación con las leyendas artúricas. Según la leyenda, tras la muerte del Rey Arturo en su última batalla, su cuerpo fue llevado para que reposara en la isla de Avalon al cuidado de reinas hadas y de su hermana Morgana. Algún día Arturo retornará y reinará nuevamente. Simplemente hay que dejarse llevar y disfrutar de la experiencia de estar en Avalon. La existencia de la isla proviene de la mitología celta y se ubicaría en algún lugar de las islas Británicas donde, según la leyenda, los manzanos dan sabrosas frutas durante todo el año.

IMAG0304

Subimos a la montaña por un camino típico del paisaje rural inglés. En la cima se puede ver “Avalon”. Un paisaje rural mezclado con zonas que se parecen a aldeas de película y zonas urbanas que nos recuerdan que Avalon, si existiese, muy probablemente no sea ese sitio. No importa.

La torre se estima fue construida en tiempos de los normandos. Un terremoto la destruyó en 1248. Luego de 50 años fue reconstruida. En los alrededores de la montaña se hallan infinidad de rastros de la edad de hierro. Todo indica que mucho antes que la llegada de la cristiandad, el sitio haya sido un lugar sagrado desde hacía ya unos años, desde la Edad del Hierro. El sitio habría sido un lugar de peregrinaje desde hace 10.000 años. Si a eso le sumamos sus significados para la historia cristina y su aparente ubicación lógica respecto de líneas imaginarias relativas a sitios emblemáticos y también de líneas zodiacales, hace de Glastonbury un lugar único. Los misterios arqueológicos que aún subsisten ha dado lugar a una multitud de significados a la Glastonbury Tor. Allí arriba, el viento es importante y la torre hace un efecto chimenea que amplifica todos los mitos.

IMAG0300 IMAG0308

Luego, bajando de la Tor se encuentra la “The Chalice Well”. El sitio donde se supone que San José de Garimatea enterró el Santo Grial, el Grial de la última cena, luego de haberlo traído desde Jerusalem, cuando llegó a las islas británicas a expandir el cristianismo. Por siglos los peregrinos iban y bebían de esas aguas benditas. Hoy también se peregrina hacia allí. La historia y los mitos se hacen cada vez más grandes a medida que uno camina.

Otras historias cuentan que este fue el lugar en el que Jesús de Nazareth desembarcó en las islas británicas en compañía de José de Arimatea y que, años más tarde, fue el lugar en el que se erigió la primera iglesia de Gran Bretaña. Estoy hablando de un posible año 64. Esta línea histórica inspiró, casi 1800 años después, al poeta Wiliam Blake a escribir su himno titulado “Jerusalem”.

And did those feet in ancient times

Walk upon England´s mountains green?

And was the holy Lamb of God

On England´s pleasant pastures seen?

Unos 1900 años de la llegada de José de Arimatea a Glastonbury, Emerson, Lake & Palmer graba “Jerusalem”, en su disco Brain Salad Surgery” (1973):

Unos de los mitos más importantes asociado al lugar siempre ha sido el artúrico, fundamentalmente gracias a la obra Le Morte d’Arthur, referencia esencial de toda la literatura posterior sobre la historia del célebre rey.

IMAG0329 IMAG0330

Según registros de la historia medieval, se realizó una búsqueda en la zona, a raíz de leyendas relatadas popularmente, lo que habría conducido al descubrimiento de un enorme ataúd de roble con una inscripción que decía Hic jacet sepultus iclitus rex Arthurus in insula Avalonia. (“Aquí, en la isla de Avalón, yace el Rey Arturo”). Los restos luego habrían sido trasladados donde se ubicaba el altar mayor de la abadía de Glastonbury, sitio que se convirtió en un foco de peregrinaje hasta la reforma anglicana. Se supone allí están los restos del Rey Arturo y sus segunda esposa, Guinevere.

Todo indica que luego del incendio que sufrió la abadía en 1184, donde se habrían perdido una enorme cantidad de reliquias sagradas, la abadía realizó una operación de marketing fenomenal con el hallazgo de los restos de Arturo y, de ese modo, renovar el interés de los peregrinos. Como en todos los casos las evidencias históricas se mezclan y los mitos crecen. Nada puede concluirse y el magnetismo de Glastonbury nunca dejó de crecer.

Se apilan miles de hechos históricos, todos rodeados de incógnitas y misterios. Uno de los sitios más inquietantes son las ruinas de la Abadía de Glastonbury. Una construcción extraordinaria por su magnitud. Hoy sólo se pueden ver fragmentos de la misma.

IMAG0323

IMAG0328

Glastonbury es hoy el sitio de un festival anual que desde 1970, sobrevive el ritual de los grandes festivales como Woodstock o el de la Isla de Wigth. Una impresionante cantidad de gente se concentra en las afueras Glastonbury todos los veranos. Otra vez el peregrinaje de miles y miles para un ritual que ha cambiado pero que tiene su foco en esa polo de atracción que es Glastonbury. Para darse una magnitud y una idea de las característica del Glastonbury Festival of Contemporary Performing Arts hay que ver la página oficial. Un festival que subsiste en el siglo XXI sin perder su esencia en manos de marcas de cervezas, gaseosas o teléfonos celulares.

Veamos algo de este peregrinaje contemporáneo que puede reunir unas 150.000 personas. Primero Amy Winehouse en el Glastonbury en el 2007.

Sinead O´Connor en el año 1995 en el Festival.

Finalmente, Bjork, en 1994.

Posiblemente, luego complete con algunas cosas mas, todas increíbles, como la Isla de Ávalon.

1 comentario

  • MIND-BLOWING

    Anonymous 26 junio, 2010