noviembre 6, 2016 Microblogging No hay comentarios

Muy breves líneas antes de la COP22.

En los próximos días, lo más importante en materia climática sucederá no en Marruecos, sino en Estados Unidos. La elección presidencial en ese país es lo más determinante que sucederá en pocos días en relación a la política climática a escala global. Un triunfo de Trump pone en peligro todo, así que algo de lo que sucederá en Marruecos es que todos estarán pendientes de esa elección.

De todos modos, en Marruecos convergerán varias reuniones al mismo tiempo, pero la más trascendente en términos políticos será la apertura de la reunión de las partes del Acuerdo de París. Con todo lo que esto significa como corolario de un año en el que el ímpetu político de la COP21 logró poner en marcha al Acuerdo de París, en menos de un año! Recordemos que el Protocolo de Kioto demoró 8 años hasta ponerse en vigencia.

Será una reunión con una enorme carga de trabajo burocrático: los pasos necesarios para poner en marcha los cuerpos operativos del Acuerdo y los que deberán darse para conducir un proceso que deberá concluir en el 2018 con una revisión global y muy sólida de las metas que cada país ha presentado hasta ahora. Al mismo tiempo, deben emerger los instrumentos que hagan que el flujo financiero para la ayuda a los países menos desarrollados sea real, ya que eso hará creíble todo el esfuerzo.

Argentina debe acompañar proactivamente ese proceso y prepararse para realizar una contribución mucho más severa que la hasta ahora presentada. Como miembro del G20 se esperará de nuestro país un acompañamiento más coherente. Eso deberá ocurrir en algún momento en el proceso que conduce a la COP24 en 2018.

La brecha de emisiones entre lo que los países prometieron y las emisiones necesarias para permanecer por debajo de los 2°C, es muy grande. Hace falta un esfuerzo global enorme aún. Por supuesto que buena parte de esa responsabilidad recae sobre los mayores emisores.

 

Written by Juan Carlos Villalonga