Buquebus inicia estudios para introducir el hidrógeno en su flota

(Buenos Aires, 24 de noviembre de 2020) La empresa argentina Buquebus ha firmado recientemente un acuerdo de desarrollo tecnológico con la empresa TCI Gecomp con el objetivo de iniciar los estudios de factibilidad tecnológica y económica para introducir la tecnología del hidrógeno en su flota de navíos. Los directivos de TCI Gecomp señalaron que esperan desarrollar la primera etapa a partir del próximo año y tener en marcha las primeras aplicaciones en base al hidrógeno antes de 2025.

“Nuestra empresa ya ha dado pasos significativos en la modernización tecnológica de nuestro servicio con el objetivo de reducir progresivamente nuestro impacto ambiental” explicó Juan Carlos López Mena, presidente de la empresa naviera. “Estamos comprometidos en que esta es la dirección en la que debemos seguir avanzando, renovándonos tecnológicamente y tener como objetivo llevar a cero nuestras emisiones de dióxido de carbono producto de la quema de combustibles fósiles”.

Por su parte, Alfonso Mercurio, representante en Argentina de TCI en el área de hidrógeno, señaló que este acuerdo coloca a Buquebus en la dirección que progresivamente está adoptando la industria del transporte naval en el mundo. “El ‘hidrógeno verde’, obtenido a partir de fuentes renovables, es la gran alternativa que tiene el transporte pesado, tanto terrestre como naval, para reemplazar el uso de combustibles fósiles”.

La empresa Buquebus inició un proceso de “descarbonización” en su flota de embarcaciones cuando en 2013 incorporó la propulsión con GNL en su buque Francisco, incluyendo también la operación de una planta de licuefacción. Esta tecnología permitió pasar a un combustible con menores emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes. También, en su terminal de la Ciudad de Buenos Aires, instaló un sistema de generación fotovoltaica integrado a la red eléctrica de unos 400 KW de potencia lo que le permite autogenerar energía limpia para su consumo. Actualmente se encuentra analizando la viabilidad de
desarrollar, en alianza con la empresa de renovables Energy Mercosur, un parque solar en su planta de licuefacción de Gas Natural ubicada en San Vicente, provincia de Buenos Aires.

Buquebus es una empresa argentina-uruguaya de transporte fluvial y terrestre de pasajeros que une Uruguay y Argentina con sus ferries cruzando el Río de la Plata. Se estima en 2,2 millones los pasajeros que transporta la empresa anualmente entre ambos países. En la actualidad cuenta con una flota de seis navíos que realizan varios servicios diarios entre Buenos Aires y distintos puertos de Uruguay.

TCI Gecomp es la empresa seleccionada por Buquebus para su proyecto de transición hacia el “hidrógeno verde” dada su experiencia en el campo de la ingeniería y construcción de grandes instalaciones de energías limpias en el mundo. En Argentina, asociada con la empresa Betón SRL, ya ha instalado más de 300 MW. TCI Gecomp tiene una cartera de proyectos de más de 3 GW de potencia para generación de hidrógeno verde en Europa, África y en América Latina. Cuenta con una experiencia de más de 15 años en el diseño y ejecución de proyectos en esta tecnología y planea para la década 2021-2030 desplegar una porción importante de sus negocios en el desarrollo del “hidrogeno verde” en países como Argentina y otros de la región.

La empresa Buquebus tomó este nuevo desafío a partir de una evaluación de transición tecnológica que fue encargada a la consultora M&V Consulting la que trazó una serie de oportunidades y desafíos que tiene la industria naviera en los próximos años en relación al objetivo de lograr la completa eliminación de combustible fósiles para mediados de este siglo. “El hidrógeno es el vector energético que permitirá descarbonizar buena parte del transporte pesado, navegación y amplios sectores de la industria” explicó Juan Carlos Villalonga directivo de la consultora M&V. “Se le llama ‘hidrógeno verde’ porque se lo obtiene por medio de la electrólisis del agua, utilizando energía eléctrica originada por fuentes renovables, como la eólica o solar” agregó Villalonga.

En los últimos años el llamado hidrógeno verde ha cobrado notable impulso dada la importante baja de costos en la generación renovable. Esto está permitiendo que importantes sectores de la energía, la movilidad e industrias, como la siderurgia, estén planificando el uso del hidrógeno verde para cumplir con ambiciosas metas de reducción de emisiones de carbono que provocan el calentamiento global.

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.