Continúo con la entrada «#CambioClimatico: ¿Qué deberíamos hacer? (2)» en procura de ver cuál es la agenda que urgentemente se debe asumir si queremos tener chances de permanecer por debajo de los 2°C de suba de la temperatura global.

Ya habíamos visto que los países industrializados, o Anexo I de la Convención, han cumplido el objetivo del Protocolo de Kioto. Esto ocurrió a pesar de los varios que se bajaron de ese acuerdo, empezando por los Estados Unidos.

La gráfica siguiente muestra la evolución de las emisiones de los países Anexo I (la nota con el análisis puede verse aquí).

Sin título

Ahora, como ya lo he mencionado, las acciones pre-2020 resultan esenciales para llegar al inicio del Acuerdo de París en condiciones relativamente favorables.

Para los países Anexo I se adoptó  la Enmienda de Doha (del Protocolo de Kioto). Dicha enmienda se encuentra en proceso de ratificación y esperamos entre en vigencia de manera urgente. Básicamente lo que esa enmmienda establece es que los países Anexo I deben estar en el período 2013-2020 un 18% por debajo de las emisiones del año base 1990. La enmienda es una extensión del Protocolo de Kioto para esta década.

La Enmienda no incluye a varios países que se han retirado del protocolo y de esta extensión. Ellos son: Estados Unidos, Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Federación Rusa.

A pesar de esas ausencias mencionadas, debemos exigir que los países Anexo I cumplan, al menos, con la reducción que establece la Enmienda de Doha para esta década. Esta es la exigencia que debemos sostener hacia los países industrializados.

Esto implicará que, en su conjunto, el mundo desarrollado continúe hasta el 2020 con una leve curva descendente en sus emisiones. Para el año 2020, aproximadamente, Las emisiones de los Anexo I deberán estar en unos 14 Gt  CO2eq  si asumimos que el promedio desde 2013-2020 debe estar un 18% debajo del nivel de 1990.

Las emisiones deberían verse, aproximadamente, del siguiente modo:

doha2

Sin duda que los firmantes de Doha, como la Unión Europea y otros, cumplirán con este compromiso. Ahora, debemos transformar esa meta en un meta que cumpla el conjunto del Anexo I, aunque lo hagan a través de programas voluntarios y no en el marco de Doha. Entre tanto, hay que procurar la pronta entrada en vigencia de Doha, hasta ahora son sólo 60 las partes que han ratificado la Enmienda y es  necesario que lo hagan 144  países.(1)

Este objetivo debe ser parte de la demanda de Argentina ante el mundo industrializado. Esto significa sostener que durante esta primera etapa de aplicación de la Convención, el mundo desarrollado lleva adelante el mayor esfuerzo de mitigación. Doha es una pequeña expresión, pero concreta, del tan mencionado principio de «responsabilidades comunes pero diferenciadas». Exigir Doha es salir de la simple retórica y pasar a un reclamo y una acción concreta. 

Cali

(1) Actualización 28/8/16: hasta ahora son 66 los países que la han ratificado.

Written by Juan Carlos Villalonga