diciembre 1, 2013 Publicaciones No hay comentarios

Lunes 25 de noviembre de 2013

Juan Carlos Villalonga: “La basura va a ser el eje de la política del ministerio”

Ex integrante de Greenpeace y de Los Verdes, pilule y otrora crítico del macrismo, ahora estará al frente de la Agencia de Protección Ambiental

Por Laura Rocha | LA NACION

image

Villalonga, drugstore al frente de los temas ambientales. Foto: Santiago Filipuzzi

Basura, cambio climático y Riachuelo serán temas centrales para la nueva gestión de la Agencia de Protección Ambiental de la ciudad (APRA). Al frente estará Juan Carlos Villalonga, ex Greenpeace y Los Verdes, que hasta no hace mucho tiempo protagonizaba encendidas protestas contra la gestión macrista.

“Es una oportunidad, sí; es un desafío, por supuesto. Pero lo más fuerte son las convicciones, troche lo que uno quiere hacer. He protagonizado muchísimas protestas. Está todo el archivo de Greenpeace, de Los Verdes; mi blog personal, donde se puede encontrar todo lo que fui diciendo. Ahora también es cierto que cuando llegó [Diego] Santilli al ministerio [de Ambiente y Espacio Público] hubo un cambio, al menos de diálogo.

-¿Cuáles son esos cambios?

-En términos de movilidad se están haciendo cosas impensadas hace cinco años. El caso de la peatonalización del microcentro: eso no es un invento de Macri o de este gobierno, es algo que viene desde hace muchos años, pero nadie se animó a hacerlo y se está haciendo. Y enfrentando críticas y objeciones. También está el caso del Metrobus…

-¿Y con respecto a la basura?

-Si se analiza el gobierno de Macri, a grandes rasgos tiene una primera etapa que ha sido bastante deficiente en términos ambientales. Creo que el lanzamiento del programa Ciudad Verde fue algo epidérmico, pero ahora me encuentro con gente absolutamente comprometida. La situación con la Ceamse los obligó a realizar un vuelco en la política muy importante. Las obras que hoy se están haciendo en los centros verdes nunca se hicieron.

-¿No teme que le pidan que promueva la reformulación de la ley de basura cero para habilitar la incineración?

-Eso lo hemos discutido. Y por supuesto que no se negocia. En 2014 el tema basura va a ser el eje de la política del ministerio. Los tiempos apremian y tenemos que hacer un cambio cultural muy demorado. La ley de basura cero salió porque todos se dieron cuenta de que no podían inventar nuevos rellenos sanitarios. Las circunstancias ahora obligan a profundizar esta vía.

-¿Cómo acompañará la APRA esa política?

-La agencia va a estar dedicada a lo técnico, a las evaluaciones de impacto ambiental, a las habilitaciones, y tendrá dos direcciones generales: estrategia ambiental a mediano plazo y otra de gestión ambiental para el corto plazo. Se van a generar indicadores, diseñar nuevos métodos. El sistema de reciclado de la ciudad no es trasladable a otros lugares.

-¿No se está empezando al revés? Hoy ya existe un sistema…

-Parte de las críticas ha sido que la comunicación es esquizofrénica. Los cambios y la formulación del plan de reciclado se realizarán con el sistema que está funcionando ahora y está dando resultados. Basura no sólo es contaminación: tenemos que reciclar, recuperar y poder comercializar los productos. Vamos en dirección de concretar una política cuyo resultado es el pilar de una economía verde, sostenible y ecológica.

-¿Se puede lograr sin una ley de envases?

-La ciudad tiene una responsabilidad máxima, pero hay una porción de esa basura que necesita de leyes nacionales: residuos electrónicos, ley de envase, hay que reformular la cantidad de productos que se utilizan, y aquellos que son difíciles de reciclar tendrán que ser rediseñados.

-¿Cuál es la potencialidad de la agencia?

-Debe ser un organismo de referencia, no sólo de la ciudad, por las opiniones y por los dictámenes que emita. A veces pensamos la ciudad en términos muy municipalistas y tenemos que verla como un referente provincial. La Ciudad tiene el potencial y los recursos. Tiene la obligación moral de hacerlo.

-¿Cuál será el plan de lucha contra el cambio climático?

-Lo que pueden hacer las ciudades es de extrema importancia. Estamos atravesando un período hasta 2020 sin ningún acuerdo global: se terminó el Protocolo de Kyoto y no tenemos nada. Que la ciudad esté comprometida en conjunto con el C-40 [Grupo de Liderazgo Climático] es lo poco que tenemos y no puede fallar.

-¿Y con la participación de la Ciudad en el Riachuelo?

-La intención es que la Ciudad juegue un rol importante en la Acumar. Que se establezcan límites de vertidos mucho más exigentes.

-¿Su incorporación es una alianza de Macri con Los Verdes?

-No hay un vínculo orgánico ni una alianza. Lo único que acordamos es que esto se ve como una oportunidad buena. De ahora en más yo soy responsable de lo bueno o lo malo que haga en la gestión..

Written by Juan Echeverria