diciembre 12, 2014 Publicaciones No hay comentarios

Developed countries need to meet their promises on finance and pre-2020 emissions cuts, <a href=doctor said Su Wei (Source: Flickr/World Resources)” src=”http://calivillalonga.com/wp-content/uploads/2014/12/su-wei-source-flickr-world-resources-cropped16-by-9.jpg” width=”436″ align=”right” height=”263″ />

En base a lo mostrado en la entrada previa, y de manera lógica y directa, surge entonces la necesidad de definir cuál es la trayectoria de emisiones óptima para distribuir el uso del budget de carbono a lo largo de las próximas décadas.

Tal trayectoria debe cumplir la premisa de adelantar la acción todo lo posible para que el budget puede ser utilizado por más tiempo y que el recorte de emisiones sea lo suficientemente suave de modo que sea factible tanto técnicamente, como económica y políticamente.

Según el emissions report 2014 tal trayectoria debería desarrollarse de la siguiente manera:

1) En base a la información provista por el IPCC, las emisiones de CO2 deberían llegar a CERO entre los años 2055-2070.

2) El total de emisiones de GEI (gases de Efecto Invernadero) debe llegar a ser CERO entre los años 2080-2100.

Siempre hay que recordar que estas estimaciones están hecha bajo la premisa de permanecer bajo los 2°C con 66% de probabilidad.

Entonces la trayectoria que propone la UNEP es el siguiente para las emisiones totales expresadas de CO2eq (CO2 equivalente).

image

Estos números se reflejan gráficamente así:

image

Mientras la negociación hacia París 2015 sea encarada, como hasta ahora, realizando una sumatoria de las INDC (intended nationally determined contributions) de las partes, será una sumatoria de compromisos aislados que nada asegura que llegaremos con un acuerdo que esté en línea con la curva mostrada. Si el proceso de negociación fuera a la inversa, asumido un compromiso o meta global, luego se debe negociar INDC para llegar a la reducción pactada.

Peor aún, todavía la brecha de emisiones al 2020 no se ha cerrado. No hubo modificación en los compromisos presentados hasta ahora de los países que han hecho sus promesas.

En fin, si la idea es que todos pongan un “poquito”, y a eso lo vistan con frases demagógicas y metáforas a la civilizaciones precolombinas, nada asegura que lleguemos a algo significativo realmente. Más bien lo contrario.

Written by Juan Echeverria