El “tarifazo” del que se habla tanto, en verdad, mal que nos pese, es un paso gradual hacia tener precios y tarifas acordes a los verdaderos costos de la energía. Este equilibrio, o criterio de que la electricidad y el gas reflejen su verdadceresero costo, es algo que en cualquier lugar del mundo prevalece. Hemos vivido nosotros en una “burbuja” de precios ficticios alimentando un consumo irracional e insostenible.

Veamos un poco cuál es el cuadro tarifario del gas en los países de la región.

Según un informe del CERES (Centro de Estudio de la Regulación Económica de los Servicios Públicos) de la Universidad de Belgrano (Junio 2016) titulado “Análisis Comparativo de las Tarifas de Gas Natural en Argentina y Suramérica” tenemos el siguiente cuadro comparativo. Se trata del valor que se paga por m3 de gas natural  en cada tramo de consumo luego de los aumentos, en abril 2016, libre de impuestos y otros cargos extras.

gas

Como se puede ver, para el tramo residencial estamos aún muy por debajo de los valores que pagan los usuarios residenciales en los países  de la región, casi una cuarta parte de lo que se paga en Chile o Uruguay.

También podemos utilizar otra comparación realizada por la consultora SEG Ingeniería, de Uruguay. Aquí se compara únicamente las tarifas promedio residencial, nuevamente los valores en Argentina se ubican entre 4 a 5 veces por debajo del promedio regional.

IMG-20160810-WA0011

Lo anterior no quiere decir que necesariamente el costo del gas en Argentina deba ser igual al de Uruguay, por ejemplo, pero nos indica una aproximación. Las estimaciones indican que con el aumento realizado en Argentina, estamos alrededor del 65%  del valor real del gas.

Por eso, hablar de “tarifazo” es  desconocer el lugar donde estamos parados.

 

Written by Juan Carlos Villalonga