Comparto con ustedes mi respuesta a las ONG Fundación Vida Silvestre, Greenpeace y Fundación Ambiente y Recursos Naturales sobre la inquietud que nos plantearon a los Diputados Nacionales referida a la necesidad de cumplir con el presupuesto asignado en la Ley de Bosques (Ley 26.331)

 

 

Sr. Director de Conservación y Desarrollo Sustentable
Fundación Vida Silvestre Argentina
Ing. Ftal. Manuel Marcelo Jaramillo

Estimado Sr. Director

A través de la presente confirmo la recepción de su carta en referencia al Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos establecido por la Ley N° 26.331 y su correcta inclusión en el Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el ejercicio fiscal 2017.

En respuesta a su solicitud y al documento que la acompaña quiero manifestarle mi absoluto compromiso y especial interés con el cumplimiento de la comúnmente llamada “Ley de Bosques”, para cuya elaboración y sanción colaboré en mi rol de Director Político de Greenpeace Argentina. En esa línea, ahora como Diputado Nacional trabajaré para lograr que el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos sea sustanciado con la partida presupuestaria que le corresponde, demanda que he venido sosteniendo desde la sanción de la norma desde los roles que he ocupado tanto en la Sociedad Civil como en la función pública.

Por otro lado, y en relación al compromiso asumido por Argentina en la Conferencia de las Partes en París –COP21-, y al desafío que supone ser parte del Acuerdo de París y asumir sus objetivos climáticos, entiendo que el país debe realizar varios esfuerzos por encima de lo hasta ahora planteado. Hoy se vuelve imprescindible reducir emisiones de manera significativa dentro de los plazos acordados, apelando a una reducción drástica de las emisiones que provienen de la deforestación. Para ello se debe realizar, en el corto plazo, una revisión de los ordenamientos territoriales (OT) provinciales ya realizados para llevar a cero las áreas “verdes” en cada una de las jurisdicciones. Es decir, para ser consecuentes con lo acordado por Argentina internacionalmente y estar a la altura del problema que enfrentamos, se debe llevar a cero la deforestación para el año 2020 y para ello se deben adecuar los OT hoy vigentes.

Para frenar la deforestación y llevarla a cero en cuatro años, cada uno de los actores –públicos y privados- deberán hacer suyo ese objetivo. Ya no alcanza el mero OT. Se hace necesario garantizar la reducción a cero de deforestación en nuestro país, así como fortalecer el régimen de aprovechamiento forestal en las áreas “amarillas” para evitar la degradación o pérdida de calidad en los bosques bajo esa categorización. De mi parte, ese es el compromiso para los próximos años.

Sin otro particular y a entera disposición para el trabajo por la protección de los bosques nativos, saludo a Usted cordialmente,

Juan Carlos Villalonga
Diputado de la Nación
Frente Cambiemos

Written by Juan Carlos Villalonga