Desgracia circular irreversible

imageHacía unos añitos que no escuchaba a ese personaje extraordinario que es Darwin Desbocatti. Durante el 2006 fui oyente diario de sus columnas, en aquellos meses bien complicados del conflicto en torno a las papeleras. Luego del fallo de la Corte de La Haya he vuelto sobre él, buscando esa mirada que sólo su cinismo y humor oriental puede brindar.

Todas sus columnas, tanto las políticas, como las deportivas, todas inteligentes e irónicas, se pueden encontrar en internet. A veces se hace necesario conocer a algunos personajes de la vida política o periodística uruguaya para captarlas, pero se pueden disfrutar. “Darwin” es el nombre del personaje creado por Carlos Tanco que aparece todos los días a media mañana en el programa de radio No Toquen Nada, conducido por Joel Rosemberg y que va por la 93.9 OceanoFM.

En este caso, traigo la columna del día 21 de abril, el día después del fallo.

                  image

Sus columnas son verdaderamente increíbles, por suerte pueden encontrase en infinitos blogs y páginas. Un tesoro que así puede ser disfrutado.

Cali

Darwin Desbocatti. Teoria de la desgracia circular irreversible.

Darwin Desbocatti es un personaje que encarna a un uruguayo de unos 60 años, profundamente resentido, depresivo, que se las sabe todas.  Es alcohólico y tiene deslices intolerantes y agresivos a menudo. Sus teorías son absurdas e inverosímiles pero él siempre puede justificarlas con su lógica.

Actualmente participa mediante contacto telefónico en el programa de radio No Toquen Nada (en las columnas de Actualidad y Noticias y Deportes) y escribe una columna en el semanario Búsqueda.  Escribió un libro llamado “Yo Darwin” y es una selección de sus columnas en Búsqueda.

Combina la espontaneidad en la escritura con un lenguaje y caracterizaciones muy inteligentes. El humor esta en la locura y en el increíble contacto que por momentos esta tiene con la realidad. Logra, en el fondo, una crítica social poniendo de manifiesto y exagerando muchas facetas de la idiosincrasia uruguaya.

Para terminar esta uruguayada, “La Vela Puerca”.