22 de Abril

(Versión original de esta nota se publicó en La Nación, 23/4:14)

Por Juan Carlos Villalonga

Pte. Agencia de Protección Ambiental

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

 

El “Día de la Tierra” tiene una historia muy particular ya que no fue institucionalizado ni por Naciones Unidas ni por ningún otro organismo internacional. Surgió al calor del movimiento pacifista y estudiantil en los Estados Unidos, en un clima de efervescencia social, en el que se estaba gestando una nueva agenda.

La preocupación ambiental, hasta ese momento restringida a ciertos ámbitos académicos y especializados, comienza a registrar una notable expansión. Nacen las principales organizaciones ambientalistas, que luego alcanzarían una escala de actuación global, y surgen algunos textos como “Silent Spring” de Rachel Carson, que se convirtieron en emblemas de la época. En ese nuevo ambiente y luego de algunos intentos previos, la ciudadanía estadounidense se convocó el 22 de abril de 1970 a salir a las calles y a participar de numerosos foros, los famosos “teach-in”. In the late 1960s, there were love-ins, be-ins ... and, like the first Earth Day, teach-ins.  Here are two organizers of the first Earth Day.  Image via earthday2013funphotos.com

La iniciativa fue lanzada por el Senador demócrata Gaylor Nelson, quien llamó al activista John McConnell, miembro del movimiento pacifista, quien ya venía promoviendo la idea. Posteriormente fue sumado el Senador republicano Pete McCloskey, procurando un equilibrio político dentro del grupo promotor.

Veinte millones de personas participaron de las actividades. Los tópicos eran de los más variados, por lo general, focalizados en los temas de contaminación urbana de origen industrial,pero también en la incontrolada y deficiente gestión de los residuos urbanos.

El resultado fue arrasador. No sólo por la dimensión de la convocatoria sino, además, por algunos de sus resultados inmediatos, tales como la creación de la Environmental Protection Agency (EPA) en diciembre de ese mismo año y una serie de nuevas leyes ambientales relevantes que marcaron un antes y después.

El “Día de la Tierra” se convirtió en un evento global en 1990, cuando algunos de sus promotores originales, al calor de los preparativos de la “Cumbre de la Tierra” del 92, deciden relanzar la convocatoria. Desde entonces, cada año y en todo el mundo, es un día de celebración, cuando se multiplica el mensaje ambientalista que involucra a cada vez más ciudadanos.

Los temas ambientales se han multiplicado a lo largo de los años, y muchos de aquellos señalados en 1970 siguen estando en la agenda, ahora más agudizados. Este año, el foco central del Día de la Tierra es “Ciudades Verdes”: energía, movilidad, cambio climático y gestión de residuos.

Entre los problemas que no son nuevos y que incluso se han agudizado, se destaca el caso de los residuos. En aquel año, muchas de las ciudades que se movilizaron lo hicieron por la preocupación creciente debido al despilfarro y la contaminación que significaba el paradigma del “úselo y tírelo”.Si bien hoy esa idea rectora se encuentra en plena crisis, aún sufrimos sus consecuencias. Su reemplazo definitivo está en la base misma de la creación de una nueva economía de materiales que tenga chances de sustentabilidad. Es en ese lugar donde conceptos como “Basura Cero” obtienen su verdadera relevancia y dimensión.

Buenos Aires fue la primer ciudad de América Latina en alcanzar una legislación de gestión de residuos bajo este nuevo paradigma. Fue recién en 2005, y gracias al trabajo de organizaciones de la sociedad civil y legisladores, que se comenzó a transitar un proceso del que no se debe retroceder. Si bien el cambio está llevando tiempo, quizás más de lo que esperábamos casi 10 años atrás, ya no hay dudas de que es el adecuado. Enterrar la basura o destruirla mediante procesos térmicos a altas temperaturas es sencillamente profundizar un modelo de destrucciónde recursos en un planeta en crisis.

Avanzar en la separación en origen; recuperar materias primas y reciclar residuos orgánicos; responsabilizar a los fabricantes por los productos que colocan en el mercado y sus residuos, son asuntos que aún hoy nos desafían. Existen, claro está, alentadores avance, pero nos encontramos aún con muchas tareas pendientes. Y en este sentido el reto que tiene la Ciudad de Buenos Aires es trascendental, no sólo por la escala del sistema, sino además por la experiencia que podrá aportar a otras ciudades del país.

Hoy Buenos Aires puede mostrar una disminución muy importante en la cantidad de residuos que se envían a rellenos. Pasamos de unas 6.000 toneladas diarias a manos de 4.000. Esto muestra que las acciones serias y sostenidas en el tiempo dan resultados. Ahora el desafío es reducir es cantidad a la mitad en los próximos meses. En buena medida dependerá del cambio de hábito y de la correcta separación de los residuos en el hogar y de un sistema capaz de retornar a sistema productivo la mayor cantidad de materias primas. Ese desafío enfrenta Buenos Aires y su gente.

Pero al desafío que tienen gobiernos y ciudadanos se debe sumar el de grandes generadores y productores. Se debe avanzar, sin más demoras, en una necesarialey de envases y volver a poner a debate el proyecto de ley sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, frenado por intereses del sector. Entre otros, estos proyectos, que deben tener alcance nacional, son una base indispensable para iniciar el cambio en nuestra economía de los materiales. El cambio cultural que se ha iniciado y se promueve en los ciudadanos debe ser el inicio del abandono de esa vieja locura del paradigma de “úselo y tírelo”.Cambiar nuestra relación con los residuos es cambiar nuestro vínculo con los recursos naturales, en un contexto global en el que tal cambio es el imperativo de la época.

Anexo

El video no es oficial. Disculpen las imágenes kitsch. Disfruten la relativa buena calidad del sonido (dentro de lo que Youtube admite)

Endless Dream is a song by Yes released on their 1994 album Talk. The song is split into three tracks: Silent Spring, Talk, and Endless Dream, tracks 7, 8, and 9 respectively. It is notable for being Yes’ first epic in 14 years, since the album Drama, which featured “Machine Messiah”. While older copies of the Talk CD featured the song separated into three tracks, later issues, such as the 2002 re-issue, combined it into one track.
I. Silent Spring
“Silent Spring” is entirely instrumental and is about two minutes long. It begins with a 50-second intro featuring various instruments before the guitar-heavy song starts. The song is very fast-paced, unlike the other two tracks that make up Endless Dream. Near the end the volume suddenly drops and the music fades into the next song.
II. Talk
“Talk” is the longest portion of “Endless Dream,” at almost 12 minutes. It begins with notes continuing from “Silent Spring,” and vocals starting at about 20 seconds in. The song features less guitar than the other two segments of “Endless Dream” (though there are several short moments in the song where guitar is the dominant instrument), and is mostly led by keyboards and vocals. The song contains several elements of progressive rock epics, but still sounds very modern, and is very different from epics of the “classic” Yes era. The song ends mid-note, which is continued onto “Endless Dream.”
III. Endless Dream
“Endless Dream” starts with the final notes of “Talk” continuing onto the track, which quickly fade into a quieter rhythm. The song consists mostly of Jon Anderson singing a refrain from “Talk” with an additional verse. It ends with the sound of a single heartbeat (a heartbeat from an ultrasound, not the typical ‘Bump-Bump’). Jon Anderson stated that these lyrics described a way of calming oneself in meditation and slowing down from the fast pace of modern life.

Lyrics:
Hold your head up high you know you’ve
Come a long way, a long way
Tainted as a fugitive with nothing left to say
Temptation may come hope your vision doesn’t stray
In the name of God you may be forced away
Moving forward to the only place you know
Side tracked by some indiscretion
Changing as you go
Temptation may come hope your
Conscience doesn’t hide
The longest trip you’ll take is inside
It’s the last time telling myself everything
Call me over then bring me back again
It’s the last chance telling myself
That I believe
Your forever is mine and all I need
Now life tell me now in your arms
All I really need is you by my side
I sing this to you all the world and all it is
I bring this to you this gift of love
And the world turns and the world turns
Time tells all we know we look to it
Jesus on the radio
Pledge me what you got I’ll give you
Eternal resting spot
How intense I pray depends on how much you pay
It’s the last time getting it this life
First calling in a silent spring
It’s the first time getting it this life
First calling in a silent spring
Fear strikes deeper than visionary
Screams and tears never justify this love
Talk talk listening
Like the first words ever to reach out
Talk talk
Like the first sounds in a silent spring
Talk talk listening
Like the first words ever to reach out to you
Talk talk
Like the first sound you start to sing
So take your time
Look round and see
The most in time is where you’re meant to be
For they talk too loud
And take the hope and peace from your heart
We call this surrender
Slowly towards the north
And this endless dream giving ourselves everything
We’re deserving we’re gonna bring it back again
It’s the last time telling myself everything
It’s the last time bring me back bring me back again
When the world brings you down
You can search you inside
For the love you will find (bring me back home)
When the world brings you down
You can search you inside
When the world brings you down
I’ve waited so long
When the world brings you down
You gotta play this living game
When the world brings you down
So take your time
Look round and see
The most in time is where you’re meant to be
For you are light
Inside your dreams
For you will find that it’s something
That touches me

Written by Juan Echeverria