El Tren Fantasma

Por esos vaivenes de la vida, pasé un tiempo en un sitio donde había una serie de CDs variados, una selección pensada para turistas. Entre esos CDs me encontré con la edición de la revista “Para Ti” de “Poemas de Amor” recitados Omar Cerasuolo (con música de Angel Mahler). Me dio mucho placer encontrarme con ese disco. A Omar Cerasuolo le tengo un aprecio muy especial.

En el pasado reciente era un deleite para mi escuchar “La noche que me quieras”, donde allí hacía buena parte de los recitados de poemas que este disco contiene y muchos más, buena música y un diálogo con oyentes de los más diversos, de todas partes del país, compartiendo a la noche un momento de poesía y buena música, con la siempre medida intervención de Omar Cerasuolo, sin meterse en papeles patéticos, simplemente manteniendo un diálogo inteligente y ameno con la gente, nada más. Tengo la anécdota que una noche apareció al aire, en el teléfono de Omar Cerasuolo, una llamada de mi hermano mayor, quien ni sospechaba que yo, a cientos de kilómetros de su casa, pudiera estar escuchándolo. Se quería morir cuando al toque lo llamé diciéndole que lo había escuchado.

Pero la historia no es ésta. Mi cariño, simpatía y agradecimiento por Omar Cerasuolo arranca mucho antes. Cuando conducía el “El Tren Fantasma”, un programa que se emitía por radio Rivadavia a eso de la 1 am durante fines de los ’70 comienzos delos ’80. Según los datos estrictos el programa arrancó en 1975, época en que los programas nocturnos hicieron historia, y duró hasta 1989, habiendo pasado previamente a la FM de Rivadavia, con lo cual se perdió la llegada del Tren Fantasma al resto del país. Así que en AM habrá durado hasta 1983 que es cuando arrancan las FM. El aviso del programa que publico aquí es de 1980.

Yo había comenzado a escucharlo por el 77. Esas noches oscuras y frías, así las recuerdo, y la voz de Omar leyendo textos completamente delirantes y pasando una música maravillosa y misteriosa. Esto ocurría casi en paralelo a la historia que relato, por ejemplo, en Acuarela 1. “El Tren Fantasma” ocupa un lugar destacado en la historia de la radiofonía argentina, se convirtió en un espacio de culto. Los textos que se leían eran de un delirio increíble y a través del mismo pude conocer el reggae, a grupos como The Police, cuando todo eso sonaba extraño y novedoso. Me acuerdo sus malabarismos durante la guerra de Malvinas para no pasar música cantada en inglés, recuerdo que pasaba bastante a “El mendigo en el Andén” de Serú Girán.

Encontré un fragmento que quiero compartir para saborear de lo que hablo. Algo muy importante, su cortina de presentación era “Neon Light” de Kraftwerk, aún hoy lo escucho y me entra escalofrío por el tiempo al que me retrotrae y a las madrugadas con Cerasuolo. Ese tema de Kraftwerk es para mí, invitablemente, un paisaje urbano que discurre a la 1 o 2 de la mañana. Este es un fragmento de una nota publicada en Clarín a Cerasuolo:

El hombre participa del nacimiento de la FM de radio Rivadavia. Crea y conduce El tren fantasma, un programa que fue de 1975 a 1989 y que recuerda toda una generación. El protagonista de esos cuadros es Omar Cerasuolo, ex maestro, técnico en off set, letrista, publicista, cantante y animador de una orquesta tropical. Y actual conductor de Malambo por FM Folclórica, radio que fundó. Un hombre con historia radial; o, mejor dicho, con historia. “En casa había una radio Capillita y se escuchaba el Glostora Tango Club, Los Pérez García y Tarzán, pero en esos años la radio era cosa de adultos. Yo pasaba mi tiempo en el río y con amigos. En casa me inculcaron la importancia de la memorización y la declamación. Llegué al oficio desde la palabra y aprendí la importancia de los silencios”, cuenta el locutor de 61 años. Luego de varios años de viajes por Panamá, Perú, Venezuela y Madrid, Cerasuolo se instaló en Buenos Aires y decidió dedicarse a la radio. Se anotó en el ISER y a los dos años tenía el carnet de locutor profesional. Pasó por radio Mitre y llegó a Rivadavia, que en ese momento tenía una idea loca: fundar una frecuencia modulada, que luego se llamaría FMR. Primero en la AM y luego en la FM, fundó junto al guitarrista Daniel Morano el El tren fantasma. “Es difícil explicar un éxito, que era escuchado por camioneros, rockeros, amas de casa y hasta militares. La hilaridad de los textos y la música fueron dos factores importantes. Hoy, puedo decir que el programa se adelantó 20 años. En esa época, mediados de los 70, teníamos una tanda propia, con artística especialmente preparada. Hacíamos todos con un grabador de dos cabezas y sin computadoras. Hasta el mismo Daniel Grinbank dijo alguna vez que la Rock & Pop nace de El tren...”, cuenta Cerasuolo, que ganó tres premios Martín Fierro por su labor en radio. Cuando la dictadura estaba muriendo, circulaban por los bares porteños músicos como Luca Prodan, Miguel Abuelo y Los Fabulosos Cadillacs; y actores como Batato Berea y su Parakultural. El programa fue, según Cerasuolo, el lugar perfecto para todas esas manifestaciones culturales. “Tengo buenos recuerdos de Miguel Abuelo y de Luca Prodan, que llegaba a la radio con una remera que tenía más agujeros que tela. Eran gente muy sensible y culta. De los artistas extranjeros, pasábamos U2, The Police, Iggy Pop y Bruce Springsteen”, recuerda sobre el ciclo que comenzó los fines de semana y luego tuvo un espacio todos los días. Cerasuolo no recuerda con nostalgia aquellos años de rock and roll, que comenzaron en Radio Rivadavia y terminaron en la primera Rock & Pop. “Tenemos en mente el regreso del programa, pero será por televisión o Internet”. Sin embargo, asegura que es una época que nunca volverá. “Sé que hay una generación argentina que vivió con El tren…, que en ese momento era impulsiva y panfletaria. Muchos de esos pibes, desgraciadamente, forman parte de la lista de desaparecidos; o, quizás peor, son gerentes burgueses de una empresa del microcentro”.

Otra crónica de la época la extraigo de un fragmento de una nota a Sergio Aisenstein en La Nación:

Además de ser el dueño de una disco imbatible, Sergio colaboró en los años 70 escribiendo para la revista El Expreso Imaginario, dirigida por Jorge Pistocchi, Pipo Lernoud y Alberto Ohanian, con Horacio Fontova como jefe de arte, y fue uno de los fundadores del Café Einstein, sitio a contramano durante la dictadura militar. Ahora escribe guiones para los separadores de Music 21 y Todo tango, y textos para el programa El tren fantasma, que va por la Rock And Pop los sábados. El tren fantasma es una remake de aquel otro que Sergio y su amigo Daniel Morano, hijo de uno de los dueños de Radio Rivadavia, hicieron en la década del 70, y que quedó en la historia. -Daniel y yo éramos compañeros de colegio y el padre nos dio la hora que tenía menos rating: domingo, a la medianoche, en AM. No nos escuchaba nadie. Ese programa empezó llamándose Duendes y profetas, con Angel del Guercio. Después comenzamos con El tren fantasma, con Omar Cerasuolo como locutor, y fue un éxito impresionante. Era un locutor serio diciendo una sarta de locuras, en un lenguaje casi carcelario. Pero pensaban: Ah, no, está Omar Cerasuolo, no puede decir ninguna inconveniencia.

Para escuchar algo delo que era “El Tren Fantasma” vean en http://www.jurassicradio.com.ar/audio/el-tren-fantasma-omar-cerasuolo


Y les dejo la fantasmagórica música de Neon Lights, una cátedra de tecno y de melancolía a la Kraftwerk.

7 Comentarios

  • Hola , yo escuchaba El tren Fantasma en la decada del 70 , pero a la tarde , incluso una seccion llamada “el lado” donde pasaba el lado entero de un “long play” me acuerdo una vez que paso a King Crimson , escuchar esa musica en la radsio en esa epoca era increible . saludos
    jonesclaudio@hotmail.com

    Anonymous 4 octubre, 2010
  • Escuchaba El tren Fantasma en mi adolescencia desde Venado Tuerto. Lo sintonizaba con una Tonomac 7 mares, y me mataban los relatos que hacía con (según recuerdo) el único auspiciante que era Bols (ginebra). Y pasaba sólo bandas de rock que en su mayoría no conocía. Me acuerdo por ej. de haber quedado pasmado al escuchar (en aquel momento) Hopus Copus de Focus, y también el primer disco de Orions Beethoven (Superangel). Genial todo!!!!

    Anonymous 12 abril, 2013
  • Anónimo de V. Tuerto… Yo lo escuchaba con una radio hecha por mí -vivía en Lomas de Zamora, Bs. As., y te juro, ANOTABA ESOS DELIRIOS PASADOS DE GINEBRA BOLS, por Dios…!!! NUNCA MÁS escuché algo tan original, a contrapelo y contestatario desde el delirio como el Tren…
    Además de la MÚSICA que pasaban, por favor… No recuerdo haberle dado bola a nadie de acá, culpa del Tren fantasma. Increíble.
    Te mando un abrazo, ya que estas cosas son las que hermanan a las personas.
    Hasta siempre, Miguel.-

    Miguel Burgueño 23 diciembre, 2013
  • Anónimo de V. Tuerto… Yo lo escuchaba con una radio hecha por mí -vivía en Lomas de Zamora, Bs. As., y te juro, ANOTABA ESOS DELIRIOS PASADOS DE GINEBRA BOLS, por Dios…!!! NUNCA MÁS escuché algo tan original, a contrapelo y contestatario desde el delirio como el Tren…
    Además de la MÚSICA que pasaban, por favor… No recuerdo haberle dado bola a nadie de acá, culpa del Tren fantasma. Increíble.
    Te mando un abrazo, ya que estas cosas son las que hermanan a las personas.
    Hasta siempre, Miguel.-

    Miguel Burgueño 23 diciembre, 2013
  • Para Anónimo de V. Tuerto… Lo escuchaba con una radio hecha por mí -vivía en Lomas de Zamora, Bs. As.-, y me quedaba ANOTANDO ESOS TEXTOS DELIRANTES con las “Doradas Moléculas de Ginebra Bols”, por Dios..!!!
    NUNCA MÁS hubo nada igual en la Radio. Por lo a contrapelo, original y contestatario, además de la música que pasaban…
    Increíble. Fué algo GENIAL, y no creo que nada pueda arrimarsele, lamentablemente.
    Te mando un abrazo, ya que estas cosas son las que acercan a las personas.
    Hasta siempre, Miguel.-

    Miguel Burgueño 23 diciembre, 2013
  • Geniales comentarios de una experiencia colectiva aunque distantes en la geografía, sabíamos de muchos que estaban celebrando el mismo ritual radiofónico.

    Gracias

    Cali

    Cali 26 diciembre, 2013
  • Soy de Rosario. Recuerdo perfectamente la primera noche que escuché El Tren fantasma. Yo estaba en 1er año de la escuela secundaria. Mi mamá, que es fanática de la radio, una noche me acercó la radio a mi pieza y me diciéndome que en ese programa estaban pasando música como la que yo escuchaba en mis discos de vinilo ( eran temas de Led Zeppelin del disco Presence). Desde esa noche no dejé de escucharlo hasta que pasó a FM. Me hizo descubir música increíble, me deslumbraban los textos, y la manera de decir de Cerasuolo era única. Yo lo escuchaba con fruición. Recuerdo que muchas veces volvía de los bailes más temprano para escuchar el programa. Volver a escuchar ese fragmento que está subido a Youtube me provoca resonancias de aquella época tal como describe Cali. El sonido incomparable de la sintonía lejana de la AM de Rivadavia en la voz de Cerasuolo en una radio Phillips es uno de los recuerdos más fuertes de mi adolescencia. El otro auspiciante era 20&20….”20 y 20, un ascensor bajo el agua” decía el querido Omar y se te erizaban los pelos …

    Luis Lleonart 26 diciembre, 2014