En la Argentina se mata gente todos los días en una guerra civil nunca declarada, doctor pero letal. Su campo de batalla son las rutas y calles de toda la Argentina y participan de la misma miles de argentinos. Caen hombres, mujeres, niños, sin discriminación de ningún tipo.

Nos estamos matando y pareciera que nadie supiera por qué.

Aquí algunas razones que percibo:

* Por supuesto que aquí entran en consideración las múltiples variantes de la idiotez de muchos: alcohol, see drogas, creer que van en un auto/moto como si estuviesen jugando en una playstation. En fin, toda la idiotez que ya conocen todos y de las que abundan crónicas todos los días.

* Luego están los problemas de idiotez colectiva que venimos acumulando desde años: somos coimeros y nos jactamos de hacerlo y nos quejamos luego de que no haya “controles” de ningún tipo. Somos “transgresores” en todo aquello que sea cagarnos en el prójimo, sovaldi aunque somos bien obedientes cuando el poder nos pide silencio y que miremos para otro lado. Basta recordar cada uno de los años y cada una de las tragedias durante la última dictadura militar (represión, guerra con Chile, guerra en Malvinas, etc. etc.). Somos una sociedad donde el respeto por la vida todavía no alcanzó un rango elevado en nuestra escala de valores.

* Finalmente, hay problemas estructurales, tenemos rutas y un sistema vial absolutamente obsoleto, peligroso y no adaptado a la cantidad de autos y las velocidades que hoy los mismos despliegan. A eso se llega por no haber previsto una situación explosiva absolutamente previsible. Festejan todos cuando durante el 2007 ingresaron al mercado unos 550.000 nuevos autos y nada se hace para que no sean 550.000 nuevos problemas letales. Por otro lado hemos destruido el ferrocarril como medio de transporte de pasajeros y de carga, y esto no es culpa de Menem, no seamos facilistas! Menen le dio el golpe mortal, pero los trenes ya eran una calamidad que se habían abandonado a su suerte y la gente que podía evitarlos, los evitaba. Esto abarrotó las rutas, la manera más ineficiente de transportar gente y mercaderías. Y también la manera más peligrosa!. Todo esto es producto de años que acumulan ceguera y malas gestiones. No se soluciona con el “tren bala” (una manera de buscar el ”efecto” inmediato) mientras al mismo tiempo se hace demagogia inaugurando ramales con sólo pintar una locomotora vieja y hacer un acto político y después los funcionarios se retiran y se olvidan si ese tren llegó a destino o si volvió a salir alguna vez. Basta de macanas!

Cali

Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad producida por accidentes de tránsito:

Unas 20 personas mueren por día, cerca de 7.000 muertos por año, y más de 120.000 heridos anuales de distinto grado, además de cuantiosas pérdidas materiales, que se estiman en unos 10.000 millones de dólares anuales.

Esta cifra es significativamente elevada si se la compara con los índices de otros países, en relación a su población y número de vehículos circulantes (En Argentina unos 6,7 millones de vehículos).

Los accidentes en la ruta (Leon Greco, 1981)

Al costado de tu tiempo quedan los queridos
Detrás de tu cabeza todo el recorrido
Adelante están los días si vendrán
Porque tus ojos nunca podrán ver lo que sigue

Mas allá del horizonte está el destino
Mas allá de ese destino hay un abismo
En el que caerás si no te cuidas, oh mi amigo

En el medio de la ruta flota la pregunta
Rodeando tus sentidos están los de otra gente
En el medio de la suerte si tendrás
Canta la flor reciente sin saber lo que sigue

Written by Juan Echeverria