septiembre 9, 2017 Sala de Prensa No hay comentarios
El proyecto también promueve la creación de un organismo de fomento.

 Los usuarios residenciales, pymes y cooperativas que generen energía por fuentes renovables podrán inyectar el excedente a la red de las distribuidoras y recibir una compensación por kilowat, según un proyecto de ley que tratarán esta semana en la comisión de Presupuesto de Diputados.

   La comisión buscará este martes emitir dictámen al proyecto de ley conocido en el sector como de “generación distribuida” y el interbloque de Cambiemos, conducido por el radical Mario Negri, procurará consensuar con la oposición que sea tema central en la sesión del miércoles.

   La reunión de la comisión presidida por el macrista santafesino Luciano Laspina, será el martes a las 16 y la intención es respaldar el despacho acordado entre todas las bancadas parlamentarias en la comisión de Energía que emitió despacho el pasado 31 de agosto.

   El texto consensuado en Energía, comisión presidida por el exministro Julio de Vido, se realizó en base a los proyectos promovidos por el extitular de Greenpeace Juan Carlos Villalonga, de Cambiemos, el justicialista Néstor Tomassi, el massista y exintendente bahiense Gustavo Bevilacqua y el kirchnerista Luis María Bargeggia, con los aportes realizados por distribuidas y cooperativas.

   El objeto de la ley es permitir a los usuarios de la red eléctrica generar energía renovable “para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red” y establece “la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución”.

   El proyecto que declara de interés nacional la generación distribuida tiene como meta la eficiencia energética, la reducción de costos para el sistema eléctrico en su conjunto, la protección ambiental y la protección de los derechos de los usuarios.

   Solo podrán acceder los usuarios, cooperativas o pymes del mercado de la electricidad, con excepción de aquellas empresas que tengan un 25 % que esté en manos de personas jurídicas de nacionalidad extranjera.

   El proyecto prohíbe ingresar a los grandes clientes o agentes distribuidores con demandas de potencia iguales o mayores a trescientos kilovatios (300 KW), cifra cercana al promedio del consumo mensual residencial en la zona del AMBA.

   El texto acordado dice que todos los usuarios de la red de distribución tendrán derecho a instalar equipamiento para la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables hasta una potencia equivalente a la que éste tiene contratada del distribuidor para su demanda.

   Cada distribuidor efectuará “el cálculo de compensación y administrará la remuneración por la Energía Inyectada a la red producto de la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables bajo el modelo de Balance Neto de Facturación”.

   El dictamen fija que el usuario-generador “recibirá una tarifa de Inyección por cada kilowatt-hora que entregue a la red de distribución y que este precio será establecido por la reglamentación de manera acorde al Precio Estacional correspondiente a cada tipo de usuario que deben pagar los Distribuidores en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)”.

   También determina el “valor de la tarifa de inyección de cada usuario-generador regirá a partir del momento de la instalación y conexión por parte del Distribuidor del Equipo de Medición correspondiente”.

   Aclara que “no podrán efectuarse cargos impositivos adicionales sobre la energía aportada al sistema por parte del Usuario-Generador”.

   El excedente monetario por los kilowatts-hora inyectados a favor del usuario-generador, se convertirá en un crédito para la facturación de los períodos siguientes.

   Otro punto clave que el “distribuidor no podrá añadir ningún tipo de cargo adicional por mantenimiento de red, peaje de acceso, respaldo eléctrico o cualquier otro concepto asociado a la instalación de Equipos de Generación Distribuida”.

   También se formará un fideicomiso con el 3 % de precio estacional que paguen los distribuidores por kilovatio hora, para poder solventar la asistencia técnica a los usuarios que se sumen a la iniciativa y se crea el Régimen de Fomento para la Fabricación Nacional de Sistemas, equipos e Insumos para Generación Distribuida a partir de fuentes renovables, en adelante “Fangised” en la órbita del Ministerio de Producción u organismo que lo reemplace en el futuro. (Télam)

 

La Nueva

09/09/17

Written by Juan Carlos Villalonga