COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En el marco de la propuesta para instalar una central nuclear en la Patagonia, el diputado y ex director nacional de Greenpeace, Juan Carlos Villalonga, remarcó que “no hicimos nada en renovables hasta ahora por lo que estamos muy mal para suplir la demanda” y consideró que la energía nuclear “no es conveniente porque en los próximos 10 años cuando tengamos una penetración alta, la nuclear será una fuente poco flexible y puede adaptarse poco a la creciente renovable”. En medio del fuerte rechazo que generó la noticia de la ubicación de una planta nuclear en Sierra Grande, Villalonga resumió: “las plantas nucleares son una opción mala para acompañar el crecimiento de las renovables”.

“Sigo siendo muy crítico y me parece importante que ahondemos en el déficit energético porque a la hora de tomar decisiones hay que entender que estamos atravesando una crisis muy profunda por el faltante de energía y carencia de infraestructura”, remarcó Villalonga.

E indicó que “la situación es crítica y hace 20 años atrás la Argentina tenía un incipiente desarrollo y lo discontinuamos completamente. Durante estos años el mundo avanzo muchísimo y fue el periodo en el que las tecnologías renovables se hicieron competitivas y quedamos aislados de ese desarrollo”.

“Hoy estamos en extrema carencia y tenemos que suplir eso. Tenemos un desarrollo de un plan de este Gobierno que se llama Renovar y ahora estamos desarrollando las renovables al nivel que Argentina puede tener”, planteó.

Sin embargo, consideró que “no hicimos nada en renovables hasta ahora por lo que estamos muy mal para suplir la demanda. Representan el 1% de lo que generamos en materia energética; ahora se pone en marcha un plan de desarrollo pero no nos alcanza y acá empiezan los dilemas sobre cómo suplimos lo que falta”.

Entre esas alternativas, Villalonga planteó que se puede “importar energía o generamos a través de recursos hidrocarburos, represas hidroeléctricas o centrales nucleares. Las nucleares son la peor pero tampoco podemos decir a todo lo demás que no porque no vamos a tener renovables en tiempo y forma por más que se esté haciendo un plan exitoso”.

“Hacen falta redes e industrias con lo cual hay que optar entre algunas elecciones entre lo malo y peor. La nuclear no es conveniente porque en los próximos 10 años cuando tengamos una penetración alta, la nuclear es una fuente poco flexible y puede adaptarse poco a la creciente renovable cuyo recurso es variable”, remarcó. Y agregó que “las plantas nucleares son una opción mala para acompañar el crecimiento de las renovables”.

Por último, planteó que “el desarrollo de Vaca Muerta es factible si sólo mitigamos emisiones por otros sectores, por ejemplo si paramos la desforestación.  Si pensamos hacerlo tenemos que suplir las mayores emisiones que eso significa”.

ADN Sur

30/05/17

Written by Juan Carlos Villalonga