enero 22, 2018 Microblogging 7 comentarios

Un dato preocupante surge de las estadística 2017 del CEAMSE, la cantidad de basura enterrada por la Ciudad de Buenos Aires creció respecto del año 2016. Luego de un decrecimiento continuo desde el 2012, esa tendencia se revirtió y en 2017 creció cerca de un 1% el entierro de residuos.

Esto nos habla de dificultades para incrementar la cantidad de residuos que se separan en la Ciudad, la calidad de la separación, la eficiencia del trabajo de las cooperativas de recuperadores y la necesidad de incrementar el apoyo tecnológico en el sistema para poder estar a la altura del desafío que enfrenta una ciudad como Buenos Aires.

Creo que la política, la sociedad civil, las empresas y cooperativas vinculadas a la gestión de los RSU en CABA deben renovar su compromiso con la necesidad de reducir el nivel de residuos enviados a rellenos. Es necesario fortalecer una nueva economía basada en el reciclado y recuperación de materiales, la llamada “economía circular”. Tenemos que fortalecer todas las políticas que generen actividades  que hagan un uso más eficiente de los recursos naturales, un pilar central de la economía verde, es decir, de la sostenibilidad.

Written by Juan Carlos Villalonga