La apropiación cultural de los populismos

Para mi la expresión “apropiación cultural” es el uso abusivo y utilitario de ciertas expresiones culturales con el único objetivo de usufructuar de sus cualidades. No es un acercamiento genuino, siempre es artero y miserable. La sincera admiración es respetuosa, la cercanía ética no es invasiva, el amor no es una sobreactuación.

Los populismos son especialmente apropiadores de figuras populares para su propio beneficio y, en particular los artistas populares fueron y son un señuelo estratégico para el populismo. Una de las últimas acciones de apropiación del populismo local es la de “El Capitán Beto” asociado al presidente de la nación. Cumple exactamente la definición de apropiación cultural. Muy triste.

La figura de Simón Bolívar es un ejemplo mayúsculo de apropiación cultural por parte del chavismo. Un referente histórico para la región y para el mundo entero, hoy lo han logrado convertir en caricatura y bandera de un régimen despótico.

Puntos que podrían analizarse: ¿cómo a través de la apropiación busca llenar grandes baches morales y políticos, en definitiva, buscan inventarse un pasado glorioso? o al menos, un pasado menos vergonzoso.

¿Por qué ocurre que en algunos casos se generan resistencias eficaces cuando se hacen intentos, por ejemplo, de apropiarse de Alfonsin? ¿Por qué hubo apropiación de causas nobles y de referentes en vida vinculados a los DDHH? ¿Por qué el rock nacional aceptó ser apropiado por delincuentes, abusadores y mafiosos, un mundo que siempre fue despreciado desde los reductos contraculturales y libertarios del rock nacional?

¿Qué opinan ustedes?

Como desquite artístico, Spinetta Jade hace “El anillo del Capitán Beto” (1984)

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.