Este 30 de octubre Argentina celebró el Día de la Restauración de la Democracia, conmemorando 35 años del día en que las elecciones de 1983 significaron el retorno a la democracia luego  de los oscuros años de la última dictadura militar.

Esta conmemoración se produce en un contexto muy particular, la democracia está bajo riesgo a nivel global. Tolerancia, diálogo, pluralismo son algunos de los valores en franco deterioro en los últimos años. Quizás el contraste de la figura de Ricardo Alfonsín con el de algunos de los procesos políticos, hoy muy extendidos, le otorgó a la fecha un significado aún mayor.

Basta observar, por ejemplo, el proceso político que se ha dado en Brasil y que desemboca en los resultados de las elecciones del último domingo. Ese resultado representa una seria advertencia para la democracia en ese país y, por qué no, para la región también. Ganó la elección un discurso explícitamente intolerante, violento y retrógrado. ¿Cómo se llega a votar así?

En buena medida se trató de un electorado agotado con el PT. Un cansancio que eliminó del mapa a los demás partidos históricos en ese país. Un agotamiento que buscó una salida extrema y simplista.

El PT, la cantinela de la izquierda y la insufrible mediocridad del llamado “Socialismo del siglo XXI” han ido generando un rechazo visceral en nuestras sociedades que debilita hasta las instituciones de la democracia. Hay allí una responsabilidad de la que deberían hacerse cargo.

Pero el ejemplo de Brasil es sólo uno, por cierto que enorme dada la dimensión de un país tan gravitante y que se suma a otros ejemplos en plena vigencia en el mundo. Tal es el caso de la llegada al poder en Estados Unidos de un personaje como Donald Trump.

La democracia y sus valores se están devaluando aquí y allá. Hay que prestar atención.

En este sentido quiero recomendar la lectura de dos artículos de opinión que reflejan muy bien esta coyuntura. El primero es “Bolsonaro, presidente de Brasil: una victoria que humilla los ideales de la democracia” de Alejandro Katz. El segundo, es un artículo de Antonio Caño tiulado “Lo que nos separa”. Ambos de imprescindible lectura.

Written by Juan Carlos Villalonga