Siempre estuve de un lado de la grieta, y no estoy hablando de ninguna grieta novedosa, al menos para mí. Se trata  de una grieta que distingue el comportamiento humano, el de los grupos sociales y las ideas políticas y culturales que se sostienen. Es una grieta que existe desde siempre porque no todo es lo mismo.

  • Nunca he estado del lado de los intolerantes. Creo nunca haber avalado conductas intolerantes. Jamás adherí a ningún grupo social o político que no ejerciera la tolerancia básica que se debe tener para con el prójimo y nuestros pares. Por eso siempre me mantuve alejado de las conductas intolerantes de las extremas derechas e izquierdas, siempre me generó repulsión la intolerancia ejercida por una parte del peronismo en diversas etapas históricas. Creo que el kirchnerismo es una de esas etapas históricas del peronismo en las que se vuelve culturalmente intolerante. Esa cultura de la intolerancia, la intolerancia de quienes creen ser mejores intelectual y moralmente, deriva invariablemente en intolerancia política.

Hoy, como tantas veces en el pasado, estoy en frente de todo eso y bastante más.

(continuará…)

Written by Juan Carlos Villalonga