La “paridad” no es meramente una cuestión de “cupo”.

A mi juicio, la “paridad” de género en el ámbito legislativo no es una cuestión de “cupo” femenino. Mas bien considero que el equilibrio de género es algo deseable porque nos permite mejorar el resultado en el trabajo colectivo.

Considero que las mujeres han dado muestras suficientes de capacidad e integridad en el trabajo político. Eso para mí está fuera de dudas. Las barreras que aún subsisten hay que desactivarlas, aunque eso lleve tiempo. Seguramente habrá que hacer aún muchas cosas para equiparar  derechos.

Pero más allá de lo reivindicativo, no dudo que la paridad es un plus, una mejora en la calidad del trabajo legislativo. Quiero decir que no es un “cupo” reivindicativo; es una medida para mejorar la calidad del Congreso Nacional y las legislaturas locales y provinciales.

Es con esta convicción que apoyo la paridad de género: no sólo porque las mujeres se lo merecen, sobre todo, porque la democracia se lo merece.

Cali

1 comentario

  • Aldo impensable que hoy dia haya que estar legislando porque debería ser algo implícito y si las mujeres fueran mejores candidatos y legisladoras que problema podria haber si fuera el 100% de mujeres!? Por ahi nos iría mejor incluso…

    Pablo Ballbé 20 octubre, 2016

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.