Debo suponer que el reclamo universitario de ayer tiene algunas buenas razones para haber tenido la convocatoria que tuvo. Sin embargo, no he escuchado con nitidez las razones y los números que la justifiquen. Las consignas generales en defensa de la Universidad no deben utilizarse para alimentar una maniobra similar a la utilizada para promover la dichosa “ola de despidos” que nadie puede justificar en lo números.

Por lo pronto, quisiera mostrar los presupuestos de las universidades nacionales de los últimos años. No veo allí nada que se parezca a un cambio de tendencia o síntoma de declive presupuestario. Obvio que esos presupuestos podrían ser más altos, pero no han sido establecidos por  el actual gobierno, recuerden que el presupuesto 2016 es una ley del anterior gobierno. Claro que hay muchas variables más a tener en cuenta, pero quería compartir estos datos hoy.

uunn1 UUNN2

 

Written by Juan Carlos Villalonga