“Vos estás apoyando al neoliberalismo”.

La aseveración / acusación la he leído con bastante frecuencia desde que me he integrado al gobierno del PRO en la ciudad de Buenos Aires y, view más aún, desde que le he dado públicamente mi apoyo para las elecciones.

La mayor parte de quienes me lo señalan, sospecho con bastante fundamento, que ni siquiera tienen mucha idea acerca de lo que el neoliberalismo significa. Presumo que esa expresión los remite a algunas ideas vagas sobre privatizaciones, gente que pierde su empleo, desamparo social y desprecio por la salud, la educación y los derechos humanos. Ese cóctel estaría referido, básicamente, a los años ´90 y al menemismo.

Bien, la respuesta es NO. No lo apoyé en su momento, ni lo apoyo en la actualidad.

Ya está, ya respondí.

Ahora pregunto yo:

  • Francamente, esa acusación me resulta una confesión de ausencia de verdaderos argumentos conceptuales y fácticos para sostener un debate acerca de los asuntos políticos contemporáneos. Por eso la necesidad de apelar a la iconografía de décadas pasadas, usando categorías y consignas caducas. Me gustaría que me acusen o me señalen acerca de cuáles son las políticas actuales con las que discrepan respecto de lo que hago o apoyo. Ese debate sí me interesa. No que me etiqueten con cosas que nada tienen que ver con lo que hago ni con lo que hice. Creo que esas calificaciones hablan más de ustedes, o de sus dirigentes, que de mí. Huyen de un pasado que los acusa, los condena, los compromete y los persigue.
  • Como la mayoría de esas acusaciones provienen de gente que se reconoce como kirchnerista, o lo es tácitamente, y dado que el kirchnerismo es un vaporoso espacio plagado de dirigentes políticos y funcionarios de alto rango del menemismo, ¿Por qué apoyan y premian con su voto a los máximos representantes del cinismo menemista? ¿Por qué premian con el voto y el apoyo ideológico a la hipocresía de quienes, sin pudor alguno, fueron los que traicionaron sus promesas electorales de “revolución productiva” en los ´90? ¿Cómo se atreven a calificar a los demás cuando están blanqueando ideológicamente a la gente que protagonizó el menemismo, y hasta al propio Carlos Menen?. Cristina Kirchner, Daniel Scioli, Aníbal Fernández y una larga, muy larga lista de dirigentes de este gobierno, han ejecutado activamente las políticas neoliberales que me adjudican a mí y a otros. Háganse cargo que al neoliberalismo lo están premiando ustedes, todos los días, cuando bancan a un Parrilli, a un Pichetto, y ni que hablar del vivillo de Néstor Kirchner. Muchachos, yo no sólo no los apoye, jamás los voté. Cosa que no pueden decir el 99,9% del kirchnerismo (con edad de votar en los 90). Explíquenme eso antes de señalar con el dedo a los demás.
  • También quiero señalar que muchas de esas acusaciones vienen de representantes de una izquierda boba y perezosa intelectualmente que siempre tuvo una relación perversa y de sometimiento con el peronismo. Su enamoramiento con el peronismo la ha llevado históricamente a terminar apoyando lo peor del peronismo, a pillos de la peor calaña, al enriquecimiento ilícito, a la violencia, el cinismo y las mentiras. Ahí tienen sus caudillos territoriales del kirchnerismo, amparados ideológicamente por el retro-progresismo e intelectuales de izquierda. ¿Cómo explican tal cosa?

 

Se me hizo un poco extenso para esta sección de microblogging, supuse que sería más breve.

Written by Juan Carlos Villalonga