image

En buena medida, order porque la “adicción” nuclear es ideológica y de esa ideología están impregnados todos los partidos políticos. Algo de eso explicamos en nuestro reciente documento “Terminemos con la adicción nuclear”.  Allí explicamos que sin esa adicción se torna inexplicable la aprobación en el Congreso de la Nación, online sin ningún tipo de debate, de la ley 26.566 (2009) donde se le aprueba al Gobierno Nacional un paquete que le da vía libre al plan nuclear que hoy está ejecutando.

A pesar de que muchos, casi todos, hoy se pintan, como pueden, de verdes ¿a quién quieren engañar?

Por eso Los Verdes insistimos en que en el 2012 debe ser consultada la ciudadanía acerca de las grandes decisiones que se están tomando en materia energética: la expansión de la actividad nuclear, la incorporación del carbón para generar electricidad, el nulo impulso a las energías renovables, etc. Nada de eso se somete a consulta ni se quiere que se se convierta en motivo de discusión.

¿A qué le tienen miedo?

Sucede que lo nuclear siempre funciono por métodos autoritarios, inconsultos y fuera de la vista pública. Para que pueda seguir subsistiendo, los métodos deben seguir siendo, más o menos, los mismos.

Recientemente se conoció una encuesta nacional que indica que 7 de cada 10 argentinos rechazan la opción nuclear. Alguien dirá que ese resultado está impregnado por las imágenes de Fukushima. No. No difieren demasiado de las cifras de la misma encuesta realizada en el año 2006, sin Fukushima ni nada que se le parezca en los noticieros de entonces. Así opinan los Argentinos.

presentacionnuclear

En estos días se conoció una encuesta de opinión, de alcance global, realizado por la empresa de investigaciones Ipsos para Reuter News. Allí se puede ver, sin sorpresa alguna, que es la opinión pública la que motoriza y sustenta que, por ejemplo, en Alemania, se hayan adoptado las recientes decisiones en materia de cierre de plantas nucleares y nuevas fechas para el cierre definitivo de toda su actividad nuclear, o que en Italia, en donde un reciente referendo le dijo que NO a la actividad nuclear. En esos países el apoyo a la energía nuclear está entre los más bajos, Alemania con el 21% y en Italia con el 19%.

En América Latina, México es el país en donde la energía nuclear cuenta con menos apoyo, solo un 18%. ¿Y e Argentina? En Argentina el apoyo apenas alcanza el 28%. Apenas un poco más alto que el que existe en Alemania.

image

Como se puede ver, el resultado es consistente con la encuesta realizada por la empresa Mori enfocada sólo en el caso argentino.

Esta es la razón por la que la energía nuclear no se debate, no se discute. Porque la opinión pública es adversa. Ningún partido político se anima a decirle que no a la energía nuclear y por lo tanto no se animan a abrir el debate.

Los Verdes sostenemos que en el año 2012 debe plebiscitarse el plan energético nacional, exponiendo a la opinión pública el plan de expansión nuclear que se propone, la expansión del carbón y el nulo impulso a las energías renovables. Sólo la opinión pública puede quebrar este “pacto de no agresión” entre los partidos políticos y la energía nuclear.

Juan Carlos Villalonga

Written by Juan Echeverria