septiembre 24, 2014 Publicaciones No hay comentarios

NOTA ESCRITA AYER A LAS 15:00 Y QUE QUEDÓ TRUNCA SIN PODER TERMINARLA. LA PUBLICO AHORA SIN EDITAR. TODA COINCIDENCIA ES PRODUCTO DE LO PREVISIBLE QUE ES ESTE GOBIERNO  

En continuidad con la nota de ayer, sick #Climate2014: última oportunidad para cerrar la brecha?, quiero adelantar mi  opinión sobre lo que ocurrirá mañana en New York en relación a la Argentina.

Para decirlo sencilla y directamente, purchase Argentina, a través de su presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, no llevará nada. No hará anuncio alguno que represente un compromiso serio ni una mínima política de Estado en materia climática.

¿Por qué digo esto?

Porque un compromiso serio, para asumirse ante la comunidad internacional, debería surgir de una política de Estado mínimamente consensuada y explicitada, primero que nada, domésticamente, a escala nacional. Tal cosa no existió. Tampoco se intentó.

Puede la presidenta presentar un anuncio, pero cualquiera fuera su naturaleza, exigirá de plazos mínimos de implementación que exceden el mandato del actual gobierno e incluso el del próximo. Por lo tanto, hacer anuncios de tal naturaleza sin que haya sido producto de un consenso o elaboración participada con los distintos actores políticos, económicos y sociales, será una mera declaración de apuro.

Si hubiese existido vocación para dar un paso serio en la dirección correcta, y realizar mañana un anuncio en la ONU, el gobierno nacional debió haber convocado a sus equipos técnicos a consensuar con los equipos técnicos de otras fuerzas políticas, del sector privado y otros actores, para dotar de respaldo y credibilidad al potencial anuncio formal de Argentina ante las Naciones Unidas. Pero eso no ha ocurrido.

En anteriores ocasiones en las que Argentina explicitó una meta o compromiso voluntario en materia climática, hubo intentos de consenso o articulación política para que tal medida contase con una dosis básica de credibilidad y perdurabilidad en el tiempo. Así y todo, todas fracasaron.

Ojalá Cristina Kirchner mañana anuncie algo, aunque más no fuere un objetivo modesto, lo que en tal caso sería más creíble(1). Pero adelanto, no lleva nada que se pueda asimilar a un compromiso en el marco de una Política de Estado en materia climática. 

 

 

(1) Desde hace años El gobierno viene estudiando presentar un compromiso en materia de biomasa. El objetivo sería aumentar la producción y uso sustentable de biomasa con fines energéticos con el fin de generar un total de 200 MW eléctricos y 200 MW térmicos. Modesto proyecto que se viene desplazando año tras año.

Written by Juan Echeverria