Re-inicio de Tester de Violencia

Voy a [re]iniciar este blog en el preciso momento en que me he quedado sin una gota de agua en las canillas en este comienzo de 2008. La falta de agua es un síntoma de lo mucho que en la Argentina está prendido con alfileres, las que no son de metal ni material alguno, están hechas de frases repetidas y de slogans mentirosos, populistas y adormecedores.

En fin, ya se sabe, desde hace rato en la Argentina las cosas funcionan en base a discursos y anuncios, aunque los trenes se paren irremediablemente en el medio de la pampa y bajo un sol abrasador, los subtes sean una manera muy particular de viajar mal y las rutas argentinas (“hasta el fin”) sean una trampa mortal.


Hoy acabo de ver como Kirchner volvió a El Calafate luego de participar de una “misión” junto a Chávez que parecía salida de esas películas de Carreras tipo “Rambito y Rambón” donde la payasada llegó a ser calificada por algunos de las plumas oficiales como “la vuelta al multilateralismo”. ,Caramba, nunca pensé que ese era el multilateralismo, una comparsa jocosa cuya seriedad dista de la dramática situación que existe en Colombia con las FARC, una banda impresionante de narcodelincuentes, cuya acción merece una seriedad un poco menos cinematográfica y menos poses para las cámaras.

Como verán, he decidido opinar en esta nueva versión de “tester de violencia”. Je.

¿Por qué “Tester de Violencia”?. Siempre me impresionó ese título del disco de Luis Alberto Spinetta de 1988. Cómo medir la violencia? ¿Cómo descubrir su presencia? ¿Cómo detectar su flujo en las palabras y las acciones, aún en sus expresiones y dimensiones que pasan más inadvertidas? No tengo respuestas, siempre me impresionó.

Pero este blog no se trata de violencia únicamente. Se trata de contar algunas cosas que a mi me des-violentan y quizás a otros tantos. Como ejemplo, vamos a “Tester de violencia” disco de LAS de 1988 cuya tapa es un collage de Gustavo Spinetta y el grupo que acompañó a LAS fue: en teclados, Mono Fontana, en bajo, Machi, en guitarras Guillermo Arrom y en batería Jota Morelli.

Aquí un comentario extraído del blog “Sueños a Pila”:

“Corría 1988. El país estaba convulsionado y el gobierno de Raúl Alfonsín se caía a pedazos. Había levantamientos militares y un clima de mucha tensión en las calles. 1988, año en que moría Alberto Olmedo y Ernesto Sabato recibía el Premio Cervantes. Soda Stereo llenaba de música las radios latinoamericanas con ‘Doble Vida’ mientras que el Dictador Pinochet era derrotado en un plebiscito y dejaba, finalmente, el gobierno de Chile. Por esos años Luis Alberto Spinetta editaba uno de sus discos más bellos, el clásico ‘Tester de Violencia’, ¿Pero por qué un disco llamado ‘Tester de violencia’?. Cuentan que una noche en La Falda tocaban Spinetta, Páez y García y debieron improvisar un escenario tras un alambrado para que no los golpeen los proyectiles que arrojaba la gente. Ahí, en una situación límite, a Spinetta se le ocurrió éste título, como si él mismo fuera una usina generadora de sensaciones hecha para testera la violencia. El cuerpo como un laboratorio, el disco como una expresión de inmortalidad, las canciones como perfectas formas de testear la violencia (desde el arte). Testeando la violencia tema por tema: ‘Lejísimo’ abre el disco y sacude con un ritmo frenético; ‘Siempre en la pared’ es una canción épica, que estalla en luz mientras Spinetta cuenta como “Un insólito abismo testea los cuerpos que tan solo habitan lo que fue…”. ‘Al ver verás’ es pura calma contenida que “solo dura un instante para toda la vida”; ‘La luz de la manzana’ entrega densidad inanimada “Quiero ver todo, todo hasta la muerte…ver que vivimos para ser felices…”, como un espejismo pesado que va mutando hacia el final. En ‘El marca piel’ la melodía se desenvuelve mientras el Flaco canta “Dios quiere ser el viento y así ya no sentir más frío. ¿Por que le temo a tus ojos si ya no busco un camino?”. ‘El Mono tremendo’ tiene letra y música de Pechugo (entre ellos Dante Spinetta y Lucas Martí), es un jugueteo con la infancia que le abre camino a ‘Organismo en el aire’: “Sentado en la terraza mirando el mar comprendo como es la soledad…ansié un abismo y todo, todo se acercó…”. ¿Qué más se puede decir de una canción que comienza así?; pura belleza. ‘Tres llaves’ es un tema preciso, rabioso y potente. ‘La bengala perdida’ es quizá lo mejor del universo Spinetta, inspirada en un suceso que ocurrió en una cancha de fútbol cuando una bengala mató a una persona. La voz del Flaco se estira hasta erizar la piel. Si el rock barrial tuviera un poco de esta poesía sería todo distinto, pero no. ‘Alcanfor’ es como un sedante lleno de locura con sensación de claustrofobia en sus primeras líneas y ‘Parlante’ cierra el disco con una melodía suave. Luego de escuchar ‘Tester de violencia’ uno queda sacudido, golpeado. El disco finalmente cumple su objetivo: nos prueba cuan vulnerables somos a la violenta belleza de las canciones.”

También vale que cite lo que escribió en “La Caja de Música” E.M.Acevedo:

En 1988 Spinetta edita un nuevo y muy inspirado elepé solista en donde se ve una gran influencia de las lecturas de Foucault y su libro “Vigilar y Castigar”, además de incluir un bagaje de temas bastante variado. Sin embargo a pesar del titulo del disco los únicos temas realmente violentos eran “El mono tremendo”, un tema maniático e infantil compuesto por los propios hijos de Luis y “La bengala perdida” un hermoso y suave tema, cuya letra estaba parcialmente basada en un hecho de violencia ocurrido en la cancha de Boca Juniors el 3 de agosto de 1983, cuando durante un partido Boca – Racing, perdió la vida un simpatizante de Racing (Roberto Basile) al ser alcanzado por una bengala marina lanzada desde la tribuna contraria que le impacto en plena cara matándolo en el acto. “Lejisimo” era un potente y ritmico tema con muy lindas liricas y “Siempre en la pared” y “El marcapiel” eran la poesía de Spinetta dentro de un marco mas moderno. Por el contrario “La luz de la manzana” y “Organismo en el aire” eran 2 extensas visiones variadas y densas tanto en lo musical y en la lírica. Mientras que en “Al ver veras” o en “Alcanfor” los teclados se encargan de acompañar muy bien la bella poesia Spinettiana. El tema final “Parlante” es una suave melodía casi cercana al Music-Hall que atrae mucho. Resumiendo, otro grandísimo y variado de este inagotable artista”.

3 Comentarios

  • Bien Cali. Clarito el comentario sobre las FARC. Yo, que casi no leo diarios ni veo noticieros, me nutro de tus análisis.
    El discazo Tester me acompaño en un momento muy intenso de mi vida, fue la banda de sonido de mi segundo nacimiento, más o menos.
    Saluti…
    Pedro

    BornAgain 3 enero, 2008
  • Bienvenido al mundo de los Blogs.
    Ahora te falta Twitter y sos todo un viejito piola
    😉

    T.ao. 3 enero, 2008
  • Dicen que las segundas partes nunca son buenas, o por lo menos tan buenas como las primeras, la cuestión que en esta segunda parte de Rambito y Rambón la segunda fue mejor. En fin, enla vida como en el cine para analizar bien las cosas hay que esperar hasta el fin de la zaga. LOs impacientes gritan victoria antes de tiempo.
    Pero más allá de la comparsa, la gente pudo ser rescatada. Quien pierde con esto ( insisto, a pesar de la comparsa) no pierden las FARC, pierde el Estado colombiano y el norteamericano dependiente de Uribe, que, guste o no guste, ejerce su “soberanía” sobre poco más de la mitad de su territorio. Ahora, qué clase de Estado es Colombia? Puede llamarse Colombia el resto en manos de las Farc? Un Estado puede ser tal sin territorio?
    Que diferencia a la guerrilla que ocupa esa “otra parte” del Ejército colombiano?
    Qué diferencia a una banda de narcodelincuentes en la selva a un Estado militarizado por una potencia extranjera como EEUU?
    Qué diferencia al ejército, los paramilitares y a la guerrilla, no son todos grupos armados?
    POr qué nadie reclama a los mercenarios norteamericanos que son prisioneros de las FARC? Qué hacía un grupo de asesinos a sueldo pagos por el gobierno de USA en Colombia?
    Cual es la diferencia entre gran parte de los métodos de la guerrilla y el de los Estados Nación, más allá de lña obvia institucionalización?
    Solo preguntaba

    met 11 enero, 2008