noviembre 28, 2017 Publicaciones No hay comentarios

Retomo aquí lo que presenté en la nota “Novedad Tributaria: el impuesto a las emisiones de dióxido de Carbono”. Es  necesario realizar algunas precisiones porque ya comienzan a despertarse preocupaciones generando una reacción desmesurada y absolutamente infundada.

Para quienes quieran conocer la propuesta del nuevo impuesto, eso lo pueden rastrear en el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo al Congreso de la Nación. Dentro de ese proyecto la propuesta del impuesto al CO2 se desarrolla en los artículos 126 al 145, bajo el Título IV: Impuesto sobre los Combustibles.

Básicamente lo que allí se hace es simplificar la carga impositiva a los combustibles pasando de tres tributos específicos que actualmente se pagan, a sólo dos. Uno de ellos, se denominará impuesto a los “Combustibles Líquidos”, en tanto el otro se denomina “Impuesto al Dióxido de Carbono”. Esto se efectúa a través de la modificación de la Ley 23.966, texto ordenado en 1998.

Este es el esquema tributario hoy vigente en relación a  los combustibles fósiles:

Fuente: Ministerio de Producción

La modificación propuesta se realiza cuidando que el impacto tributario que representan ambos impuestos no modifiquen la carga a la que hoy está sometidos los combustibles líquidos, es decir que su efecto es neutro desde el punto de vista económico para los usuarios. También será neutra en cuanto al destino de lo recaudado, es decir no habrá modificación en la distribución del ingreso.

Los combustibles gravados por el primer impuesto serían:

Fuente: Ministerio de Producción

Este impuesto sería compensatorio con el impuesto al carbono de manera de sostener una presión impositiva igual a  la hoy existente. Según los fundamentos del proyecto de ley, este “otro impuesto de suma fija por unidad de combustible será equivalente al monto necesario para equiparar la presión tributara  previa a las reformas aquí explicadas”.

Los valores de la tabla serán actualizados trimestralmente acorde al IPC y, según la comunicación del Ejecutivo, “al aplicarse dos componentes de impuesto fijo por unidad, funcionará como un amortiguador ante variaciones repentinas del precio internacional del crudo, al desacoplar la base imponible  del precio  de los productos”.

Loa valores para el impuesto al CO2 serán los siguientes:

Fuente: Ministerio Producción / Corrección: en la lista falta el item “p) Carbón mineral – 1,073, kilogramo”

Estos valores son calculados sobre una base de USD  25/TnCO2e y, al igual que en caso anterior, se actualizarán trimestralmente en base a la evolución del IPC.

Hay que observar que el lista incluye nuevos items (j, k, l, m, n, o, p) que comenzarán a pagar el impuesto al CO2 y antes no pagaban impuestos. Por esta razón, para estos casos, para que la introducción del impuesto sea gradual, el mismo comenzará a tener efecto a partir de 2020 de una manera escalonada. La progresividad será del siguiente modo: 20% del monto fijo a partir del 2020; 40% del monto fijo a partir del 2024; 60% del monto fijo a partir del 2024; 80% del monto fijo a partir del 2026; 100% del monto fijo a partir del 2028.

Estas son algunas de las características centrales de la aplicación de este instrumento. Espero sirvan para entender un poco más la lógica del mismo y el criterio de aplicación.

 

 

 

 

Written by Juan Carlos Villalonga