Soy gorila

El mismo día en que coloqué la entrada “El desafío de la blancura” se publicó en el diario Crítica esta nota de Osvaldo Bazán que, me parece, ahonda en algunos de los aspectos señalados en la entrada. En este caso, Bazán apunta al travestismo o las mutaciones inexplicables dentro del peronismo, aunque que no es un patrimonio exclusivo del PJ. Tal fenómeno, es parte sustancial del vaciamiento conceptual que hoy sufre la democracia en la Argentina, motivo por el que Ignacio Juncal, en “El desafío de la blancura” , sugiere apelar al voto en blanco.

Soy gorila

Por O. Bazán,

Diario Crítica, 29.04.2009

La primera vez que me gritaron “¡Gorila” fue la noche del 14 de mayo de 1995. Me descolocó. Estaba en el balcón, última borrachera triste de mi vida, whisky importado uno a uno. En el televisor, Menem reía una carcajada platinada, reelecta. Me enojé con el país y con mis compatriotas, cosa que no me había ocurrido en 1989. Aquella vez tampoco lo voté pero pensé que al menos nos 48292_Antonio_Cafiero-NOVA_1 sacaba de encima a Cafiero, un señor del que nunca sospechamos tuviese una actividad productiva. Seis años después, siendo ya evidentes la mentira, el indulto, las relaciones carnales, lo votaron a conciencia; lo votaron porque querían Miami, Tinelli y shoppings. Dolía. Por eso, cuando unos pibes chetos pasaron por la calle cantando la marchita, les grité no sé qué y ellos me contestaron con un sonoro: “¡Gorila!”.

Para mí “gorila” había sido hasta ese momento alguien cuyos intereses eran contrarios a los intereses populares. Y yo ahí, un boludo contra el mundo, contra la mayoría que quería Miami, Tinelli y shoppings. Sí, mis intereses no eran los mismos. Era raro, un gorila en la Marcha Federal, un gorila contra el indulto, un gorila contra las privatizaciones, un gorila contrVideo match tinelli menema el pensamiento unidireccional de la resignación, un gorila contra los Alsogaray. Que eran parte del gobierno popular, el gobierno peronista. Pero entonces, si ellos estaban allá y yo acá, ¿qué cosa era ser gorila?, ¿qué cosa eran los intereses populares? ¿Leer Página/12 me hacía gorila? ¿Pedir ni olvido ni perdón me hacía gorila?

Los que cantaban la Marcha, eso de combatiendo el capital, me gritaron: “¡Gorila!”

Está bien, todos aceptamos la ideíta: peronismo es movimiento, ni izquierda ni derecha porque no repite gestos de la política europea, eso de que justalibreysoberana, eso de que nada mejor que un López Rega para un Firmenich, nada como un Néstor para un Solá, la alegría de la bicicleta regalada a la que nadie le miró los dientes, las verdades del catecismo, y le temo más que a la oligarquía al espíritu oligárquico que habita entre nosotros y todo eso. Si el peronismo es un montón de cosas, ¿qué enchastro es el gorilismo?

Yo era gorila cuando lamentaba estar en el país de Menem. Kirchner no, Kirchner aseguraba estar con el mejor presidente de la historia. Kirchner y Menem eran peronistas. Pasó el tiempo, los peronistas dicen que no quieren lo mismo que antes, pero siguen siendo peronistas.

Fui gorila cuando insulté a Cavallo por imponer la jubilación privada. Y fui gorila cuando descreí de que los mismos que levantaron la mano para crear las AFJP levantaran la mano para terminar con las AFJP.

Creo que Néstor le regaló “al grupo” (“¡buuuh!, ¡el grupo!, ¡el grupo!”) la fusión entre Cablevisión y Multicanal. Y eso le dio “al grupo” (“¡buuuh!, ¡el grupo!, ¡el grupo!”) un poder que no tenía. Soy gorila por eso. No le creo nada a Néstor su pelea con “el grupo” (“¡buuuh!, ¡el grupo!, ¡el grupo!”). Soy gorila por eso. No creo que Cargill y un chacarero de 200 hectáreas sean lo mismo. No quiero a la Barrick Gold, ni al tren bala, ni los números truchos del INDEC, ni el terror a los trabajadores del INDEC, y entre Reutemann que es peronista y lo mandó matar y el Pocho Lepratti que era un militante social que murió por las balas del peronista, elijo al Pocho. Soy gorila por eso. No creo nada que Cristina quiera la nueva Ley de Radiodifusión. Si usan el canal estatal para pasar cada discurso del presidente del partido y nunca aparecen los opositores, ¿tengo que creer un ataque instantáneo de transparencia comunicacional? Sí creo que Cristina quiere hacer que parezca que quiere la nueva Ley de Radiodifusión. Sí creo que quiere hacer que parezca que está preocupada por la redistribución. Pero si de verdad estuviese preocupada, los trabajadores podríamos tener en la CTA una representación que ahora no tenemos. Y si estuviésemos representados por otros gremialistas, sería más fácil para todos que la 1_opt redistribución nos sonriera alguna vez. Pero este gobierno no quiere que los trabajadores estén libremente representados si no es por peronistas. Soy gorila por eso. Quiero un montón de cosas por las cuales estos peronistas nunca hicieron nada: matrimonio gay, derecho al aborto, libre representación gremial, separación real de la Iglesia y el Estado. Soy gorila por eso. Quiero la Junta Nacional de Granos que el Cavallo del gobierno popular peronista de 1989 borró. Y no quiero la Junta Nacional de Granos como una chicana en medio de un conflicto que no quieren arreglar. No me gusta la Sociedad Rural, sí la Federación Agraria, ¿cuán gorila soy? Me enoja que una vicejefa de gobierno de derecha que pidió a la gente su voto para llegar ahí, ahora deje su trabajo por la mitad para volver a pedir a la gente que la vote para hacer otra cosa. ¿Eso me hace menos gorila? También me enoja que el intendente de Tigre lo haga.

Le tengo miedo al PROperonismo, ¿soy PROgorila? Desprecio a los candidatos que se presentan a cargos que no piensan ocupar. Desprecio con toda el alma al peronismo cuando usa la pobreza cautiva para perpetuarse en el poder; la zapatilla por el voto es la negación de la vida. Desprecio el cinismo. No soporto una canción más de Copani.

Gracias a estos peronistas, soy gorila.

2 Comentarios

  • ((comentario dejado en Facebook, sobre esta entrada)

    Pablo Del Rio ha escrito a las 20:49 del 05 de mayo

    A ver que podemos acotar a esta nota de Bazán.
    1ro)Me dá la sensación de que realmente no es peronista.
    2do)Si fuera peronista, me gustaría que se jugara y lo dijera en algún tramo de la nota.
    3ro)Esto le daría un caracter crítico más importante, porque sería parte de una autocrítica partidaria y no un opositor a la doctrina e historia peronista.
    Compatriotas esto que ocurre no es casualidad la crisis política ideológica y doctrinaria les toca a todos y el Justicialismo no es la excepción, y de Menen que más se puede agregar es el gran traidor de la historia de la patria y de la doctrina dejada por el mentor de nuestro movimiento qiuzo destruir a los trabajadores y geniinos empresarios argentinos pero las cosa aunque no se noten demasiados vuelven de a poco del terremoto destructivo de tantos años de liberalismo salvaje es decir GORILAS.SALU2 😉 … Leer más
    VIVA LA ARGENTINA!!!!

    Cali 6 mayo, 2009
  • Gracias Pablo por tu comentario, aunque disiento bastante con el mismo.

    Me parece realmente irrelevante que Bazán aclare si fue, es o será peronista, frente a las barbaridades evidentes y desopilantes que describe en su nota.

    Además creo que tu comentario es un ejemplo del disloque que se señala. Fijate que si Bazán declarara ser peronista, su artículo, para vos, “sería parte de una autocrítica partidaria” y si no es peronista, se trataría de “un opositor a la doctrina e historia peronista”. Es medio raro el argumento.

    He colocado varios artículos en el blog que hacen referencia a la crisis ideológica en la política argentina y creo que el justicialismo, en esto, no es un actor mas. Por el contrario, y lo puse al presentar la nota de Bazán, es parte sustancial de la crisis política en la Argentina. Su “habilidad” para mostrar que el “traidor” siempre es el peronismo que ya pasó o es el “otro” y que lo mejor es “el que viene” han generado frustración y confusión en la gente y llenado de cinismo y mentiras los despachos.

    Cali

    Cali 7 mayo, 2009