Internet

Cuando nos rendimos a la complejidad

En estos tiempos de redes sociales y posicionamientos irreductibles, lo que abunda es la opción fácil de renunciar ante lo complejo y optar, en cambio, por el uso de simplificaciones brutales y “verdades” sencillas, las que no nos ayudan en nada. Al respecto, cito un párrafo de Guadalupe Nogués.: ¿Debemos dudar de la ciencia? Dudar es siempre bueno. Desconfiar de todo, no. La diferencia entre las dos cosas es que, en el primer caso, estamos dispuestos a analizar lo que

Pensiones, un ejemplo de cómo funciona la posverdad en la Argentina

Ahora que se calman los ánimos, baja la espuma y la información fluye con mayor tranquilidad, quiero hacer algunos comentarios referidos a la supuesta “eliminación de las pensiones por invalidez”. En primer lugar, se trató básicamente de una maniobra para sembrar preocupación en la sociedad, alimentar la idea de que la política social de Cambiemos es de total abandono de los más necesitados, generando desánimo y desconcierto. Desconcierto que, en un primero momento, sufrimos todos. Para los que somos parte del oficialismo

Una discoteca en tiempos líquidos

Esta es parte de lo que fue mi discoteca, una de las propiedades materiales más apreciadas para mí. Hoy está abandonada, olvidada y totalmente desactualizada. Marca los tiempos que corren. Tiempos líquidos. Hoy la música en redes sociales son una disyuntiva amarga para melómanos y audiófilos. Se nos imponen de manera sin que nos demos cuenta y terminamos escuchando música en una calidad que hubiéramos rechazado años atrás, esos terribles MP3. Cuando apareció el CD creímos que llegábamos al Shangri La.

Teorías (y prácticas) conspirativas

Este domingo, el diario La Nación publicó una excelente nota de la periodista Alejandra Folgarait acerca de la proliferación de teorías conspirativas y su enorme difusión a través de las redes sociales. Recomiendo enfáticamente su lectura: “Quiero creer. ¿Por qué tienen éxito las teorías conspirativas?” Prácticamente no hay campo temático o rubro informativo que no haya sido alcanzado por la ola de opinadores que hacen “like” o comparten las notas más absurdas, disparatadas y tenebrosas que explican los sucesos cotidianos

Hasta que se ponga el sol

“Hasta que se ponga el sol” es el título de la primera película argentina que registró un festival de rock nacional. Estrenada en 1973 registra algunas de las actuaciones en el tercer festival “BA rock” realizado en el estadio de Argentino Juniors más otras actuaciones de la época. Pertenece a aquella etapa inaugural del rock argentino. También es el nombre del disco con la banda de sonido cuya tapa (y afiche de la película) era una de las emblemáticas ilustraciones

Microblog?

Este espacio es un ensayo. Escribir aquello que no entra en el “nanoblogging” de 140 caracteres del twitter pero tampoco requiere, look o mejor dicho, no puedo darle, el desarrollo de una nota para mi blog “Tester de Violencia”. Es un ensayo. Veremos cómo sale y si logro tener una herramienta de contacto que sea útil y ágil, viagra sale para ustedes y para mí. Es todo por ahora. Mañana es el “Día de

Despechados y furiosos en las redes sociales

En base a un texto que originalmente publiqué en Facebook el 19 de julio de 2014, quiero ahora ampliarlo para enfatizar algunas verdaderas malas artes que se practican en las redes sociales, o simplemente, mala onda con el universo no del todo bien administrada. La redes sociales son instrumentos radicales de comunicación que han cambiado muchas conductas de la vida cotidiana, que nos permiten interacciones impensadas sólo algunos años atrás. Nos permiten ser parte de una conversación

Canuto Cañete, detective privado

En relación a mi entrada previa, viagra “Vulnerabilidad, internet y pillaje”, una de los aspectos que allí señalé es que la vulneración de correspondencia privada es un acto “muy alejado del ideal de privacidad que a lo largo de siglos hemos logrado conquistar como un derecho”. Profundizando lo que allí puse, buy cialis es que esa conquista, se plasmó durante el siglo pasado en la propia Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Vulnerabilidad, internet y pillaje

Hace pocos días he sido víctima de la vulneración de mi correspondencia privada. Para ser más preciso, levitra de una de mis cuentas de correo electrónico, cuenta que hace un tiempo atrás, cuando sospeché que había sido vulnerada, dejé de usar. Nunca he sido una persona especialmente cuidadosa en este aspecto, ni siquiera con mis claves bancarias y de otras servicios. Comenzaré a ser un poco, no mucho, más cauto de ahora en más. Sentirse vulnerado en