Juncal

Desde el comienzo

Esta foto es de abril de este año, cialis cuando visité Juncal en ocasión de cumplir 50 años el secundario de mi pueblo. Nunca había vuelto a visitar la escuelita en la que pasé mi infancia. Las dimensiones de las cosas siempre sorprenden cuando uno las observa de adulto en relación a la dimensión que tenían, o representaban tener, en aquellos años de niñez e inicio de la adolescencia. Particularmente algunas cosas tuvieron

Trenes y pasos a nivel: así no se hace

Este fin de semana estuve por Juncal, patient mi pueblo, para compartir una reunión familiar. Lo hicimos en el campo, a las afueras del pueblo, muy cerca del camino de tierra que va desde Villa Duffy hasta la ruta nacional 178, pegado a las vías del ferrocarril, el antiguo Mitre. Camino que recorrí mil veces en bicicleta y creo que aparece en algunas fotos que puse en entradas anteriores. Llegar hasta la ruta y la vía era estar

Nobleza obliga

  En la entrada sobre la historia de los cines de los pueblos y mi referencia sobre Juncal cometí un error. El nombre del cine-teatro de Segura no sería “La Mar Chiquita”, generic sino “La Mar Chica”. A pesar de las consultas hechas, la confusión proviene de la nebulosa en los recuerdos míos y de quienes fueron consultados. Ahora parece haber mayor consenso en que el nombre es “La Mar Chica”. También recuerdo que en la

Cine-Teatro “La Mar Chiquita”

Rescato este relato maravilloso de Osvaldo Bazán: No creo que sea sólo admirable para quienes hemos vivido en uno de esos pueblitos de Santa Fe. Pasé mi infancia y comienzos de la adolescencia en un pueblo de apenas 1000 habitantes. Imagínense, hospital que si para Osvaldo Bazán, Totoras resultaba ser New York, debo decir que para el alcance de mi imaginación Wheelwright tenía las luces de Las Vegas y Alcorta, era Detroit (de allí venía

anochecer de un día agitado

Yo me imaginaba que venía la nota de Caparrós. Por supuesto, store se trata de una nota inteligente, pero no agota un tema escurridizo como son los gustos, los símbolos y los caprichos de “lagente”, como a él le gusta señalar. Al final de esta entrada está su nota completa, creo conveniente antes de seguir, pegarle una leída. Para empezar, podría suscribir cada uno de los conceptos de su nota. Pero es tanto lo que Caparrós

Mi “peak experience”

Entre las cosas buenas de tener hermanos mayores está el haber tenido acceso a cosas que, sólo, me hubiera llevado mucho tiempo alcanzar. Sandro fue en mi niñez, y casi en tiempo real, un impacto único. Crecí con los tapas de los discos de Sandro en la pared como se si tratase de las fotos de la evolución humana. Todos aquellos discos de los ‘60, cuando todavía no alcazaba los 10 años, fueron un culto. Pero en el comienzo

La Tabla Redonda

Muchos años atrás, cuando era un verdadero niño, devoraba libros y libros de aventuras, novelas memorables e historietas a las que que accedía por revistas como El Tony, Dartagnan o Intervalo. Julio Verne era mi ídolo, sus libros eran mi hobby predilecto en las siestas de Juncal y durante los viajes a Rosario. Mi placer era ir a la librería Ross y allí pedirle libros a mi mamá, quien para eso nunca ahorró dinero. Entre esas lecturas había una

La primera y la próxima estación

En la última semana dos episodios independientes entre sí me refieren a uno de los tópicos que me obsesiona desde siempre: los trenes. Por las razones que fueran, mi relación con los trenes viene desde muy chico, primero por la extraordinaria fascinación que me producían esas máquinas increíbles, luego por esa cosa mística inigualable que tienen los trenes y que ha generado inspiración a tantos, luego, porque la racionalidad así lo indica, es el medio

Juncal: capital de la amistad

Hace aproximadamente un año atrás, diagnosis el 1 de agosto de 2007, el diario La Capital de Rosario publicó una nota sobre mi pueblo, Juncal, y que tiene una historia directa y trascendente en relación al día de la amistad que hoy celebra y es hoy tan popular en Argentina. La nota se tituló “Juncal, con amistad a flor de piel” y fue escrita por Osvaldo Flores. Una breve reseña de la

Let It Be

Actualmente tengo un “dealer” musical especializado en Beatles y todo el universo que los rodeaba y sigue rodeando, Pablito. Me acaba de prestar “Let it be… naked” (2003), disco que siempre me interesó pera recién ahora puedo tener. Hablo del disco 1, propiamente “Let It Be”, el disco 2 me es francamente poco atractivo (diálogos y pequeños fragmentos de ensayos). Quizás en otro momento… Como muchos saben esta versión