Crece el reciclado en los puntos verdes instalados en la ciudad

El reciclado avanza en la ciudad. Así lo aseguran en el gobierno porteño, medical donde indican que en los tres primeros meses de 2015 se recolectó la misma cantidad de material reciclable que durante la segunda mitad del año pasado en los puntos verdes que se instalaron en el distrito.

Así, pharm siempre según cifras oficiales, entre enero y marzo, más de 48.000 vecinos acercaron 230 toneladas de materiales reciclables. Cabe recordar que en la ciudad se generan unas 6000 toneladas diarias de basura; 515 recuperan las cooperativas de cartoneros, discount y otras 500, las plantas de tratamiento locales, lo que significa que por el momento se llega a recuperar el 20,5 por ciento del material que se desecha. Sin embargo, aún se está lejos de ciudades de Alemania o Bélgica, que superan el 63%.

Pero el balance es positivo si se tiene en cuenta que los puntos verdes, ubicados en parques y plazas, se instalaron hace poco más de un año. “Los porteños están tomando conciencia de la importancia de separar los residuos en origen”, dijo Juan Carlos Villalonga, presidente de la Agencia de Protección Ambiental (Apra).

Además, el funcionario celebró el papel fundamental de los vecinos: “Para cumplir Basura Cero necesitamos un pilar fundamental, que es la cooperación y la confianza del vecino, y eso crece todos los meses”, expresó.

En la ciudad existen 32 puntos verdes que comenzaron a funcionar a principios de 2014. Los vecinos pueden acercar allí los materiales reciclables de miércoles a domingos, de 11 a 19. En ellos se reciben papel, cartón, plástico, vidrio, telgopor y metal. Además, se ofrece información acerca de la separación en origen.

En la información oficial, también se consigna que entre el material que llega a los contenedores, el papel y el cartón encabezan la lista y representan el 32% de los materiales. Siguen el plástico (PET y telgopor), con 28%; el vidrio, con un 24%, y el tetrabrik, con un 12%. El 4% restante corresponde a metal, pequeños electrodomésticos y aparatos electrónicos en desuso.

Todo el material recolectado es llevado a los ocho Centros Verdes de la Ciudad, donde las cooperativas de recuperadores urbanos los clasifican para venderlos y volver a insertarlos en el proceso productivo.

En caso de que no se encuentren cerca de un punto verde, los vecinos pueden, a través de la administración de sus edificios, contactarse con la cooperativa de recicladores del barrio para que pasen a retirar el material o colocarlo en las campanas verdes ubicadas en varios barrios de la ciudad.

Fuente: La Nación