noviembre 29, 2016 Sala de Prensa No hay comentarios
Esta semana, la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la cámara alta daría nuevamente tratamiento al proyecto de Ley que impulsan y apoyan los senadores Julio Cobos (UCR- Cambiemos), García Larraburu (FpV) y Rodríguez Saá (PJ), que propone regular la inyección de energías renovables a la red, por parte de usuarios particulares.

 

Si bien no se conoce el texto en detalle, ya que surgió de la unificación de las iniciativas presentadas por los tres senadores, todo indica que sería un modelo de “balance neto”, por lo que no aplicaría incentivos a los usuarios para utilizar energías limpias.

De ser así, los empresarios del rubro advierten que “la ley nacería muerta”, por eso ya están movilizando sus esfuerzos para impedir que salga sin considerar aspectos del mercado que entienden vitales para que resulte eficaz en la práctica.

La preocupación es también de la Cámara de Diputados, donde el tema se venía analizando desde hace largo rato. Puntualmente de Juan Carlos Villalonga, representante de Cambiemos, quién durante todo el año se ocupó de consensuar junto con otros legisladores una propuesta de ley con idéntico objetivo. En una entrevista para energiaestratégica.com, analizó el tema.

¿Qué diferencias hay entre el proyecto que está tratando el Senado y Diputados?

No estoy en condiciones de hacer una comparación, porque el texto que hemos acordado en diputados todavía es una base a la que están incluyéndose modificaciones en base a los aportes, sugerencias y observaciones que vamos recibiendo. Por ejemplo, en este momento estamos evaluando la figura del comercializador. Es  decir, la ley de renovables distribuida, debe ser amplia en cuanto a que debe dar a la Autoridad de Aplicación potestades para ir evaluando la eficacia de las distintas herramientas de promoción, y al mismo tiempo, debe dar señales claras de cuáles serán las reglas de juego.

¿Hay contacto con los senadores para consensuar un proyecto en ambas cámaras?

Sí, hay contacto con algunos senadores que venían trabajando temas vinculados a renovables. Pero debo confesar que nos sorprendió la súbita activación de un proyecto de generación distribuida por parte del senador Cobos sin mediar consultas con el propio bloque. Esto ha generado, lógicamente, que otros senadores que tenían sus propios proyectos también pidieran que fueran tenidos en cuenta. Eso es lógico en ese marco.

Por nuestra parte, con el trabajo que venimos desarrollando en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados hemos antepuesto a la velocidad y a cualquier proyecto en particular, el acordar criterios comunes y un texto que surja del consenso entre los diferentes bloques, de la consulta con el sector privado, con organismos técnicos y con el Poder Ejecutivo. Creo que ese es el camino para un proyecto de ley que tiene tantas implicancias.

Creo que los técnicos que trabajan con los senadores y los que vienen trabajando en Diputados deberían acordar un mecanismo de trabajo lógico y de colaboración, no concibo la tarea legislativa de otro modo.

¿Cómo impactaría en el mercado una regulación del tipo “balance neto”?

Un sistema de balance neto no hará que la generación distribuida arranque. Se necesita de una tarifa de incentivo, un “net billing” u otros instrumentos para facilitar la inversión. De todos modos, en lo personal, creo que la energía distribuida debe comenzar a tener un lugar en el encuadre jurídico lo antes posible, creo que allí comenzará un proceso de “aprender  haciendo” que permitirá que para el año 2020 este segmento comience a representar una contribución significativa en la generación eléctrica.

Acá debo señalar que por muy sencilla y sensata que parezca la idea, la generación distribuida es algo disruptivo dentro del negocio de la energía eléctrica. Esto implica que se debe prever el comportamiento y la lógica con que deberán actuar múltiples actores: usuarios/generadores, distribuidoras, entes reguladores provinciales, cooperativas eléctricas, municipios, PyMES, etc. Cada uno de los mencionados -y otros que pueden surgir- deben tener reglas de juego claras, criterios técnicos y regulatorios.

Es decir, si uno mira la experiencia de otros países, se trata de ir desarrollando un modelo que seguramente irá mutando a medida que la política tarifaria se vaya normalizando, las redes  eléctricas se vayan convirtiendo en inteligentes, y así vayan surgiendo modelos de negocios en renovables en baja escala que hoy ni siquiera nos imaginamos.

¿Se sabe qué posición tiene el Ministerio de Energía sobre el modelo a aplicar?

El Ministerio está analizando el texto propuesto tal como lo menciona el subsecretario en la nota enviada a la Comisión de Energía de Diputados.

Se está evaluando un modelo de “net billing” en contraste con otros y buscan tener en claro los números  que implica cada cosa. Tenemos programadas algunas reuniones de evaluación técnica con la Subsecretaria de Energías Renovables. Esperamos estar en condiciones de emitir un dictamen, es decir un proyecto de ley para ser aprobado, a comienzos de marzo.

¿Cómo fue el proceso de discusión en Diputados?

Creo que ha sido muy racional y de enorme responsabilidad por parte de todos los actores. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, se vienen escuchando a los sectores que estarán involucrados en esta materia. Por ejemplo, la semana pasada hemos tenido una reunión con técnicos y directivos de ADEERA, las distribuidoras de energía de todo el país. Ellos son actores que deben estar comprometidos y ser activos colaboradores con el modelo de generación distribuida.

Debo reconocer que los bloques de la oposición están trabajando anteponiendo toda cuestión partidaria a lograr una ley efectiva y que sea un punto de inflexión en el servicio de la energía eléctrica en Argentina.

Creo que lo que sucede en el Senado es, por un lado, producto del entusiasmo que genera ver la enorme adhesión que despierta en la opinión pública las energía renovables y las posibilidades que abre la generación distribuida, pero por otro lado, también hay que advertir que hay que actuar con prolijidad y no caer en un “exceso de entusiasmo”. Creo que es muy bueno que haya muchos legisladores planteando este tema, ahora tenemos que enfocar el trabajo y no dispersarnos. Espero prime ese criterio.

Gastón Fenés para
29 Noviembre 2016
Written by Juan Carlos Villalonga