Taller Ecologista

Lo mucho, poquito o nada en materia ambiental

Mis amigos socialistas de Rosario se enojaron mucho con mis declaraciones publicadas en esta nota: “En Rosario hace falta más valentía para imponer la agenda verde”. La breve nota reproduce básicamente aspectos vinculados con el tema movilidad y bicisendas. Si se lee detenidamente el contenido de la misma podrá evaluarse si el tamaño del enojo se  condice con lo allí expuesto. Pero bueno, ambulance sólo puedo hacerme cargo por lo allí señalado. Puedo comprender que tal nota

#JeSuisCharlie …peeeeero…

  ¿Cómo cuesta condenar la violencia religiosa o política, cialis no? Desde el minuto uno en que ocurrieron los crímenes en la redacción de Charlie Hebdo en París imaginé lo que luego, con el correr de las horas, sucedió con total nitidez: la ambigua lucidez del progresismo, el “condeno… pero… bla bla bla”. Se puede y se debe condenar frontal y francamente cada una de las atrocidades que se comenten, clinic particularmente a nombre de

Homo Sapiens (friendly)

(Livio Rovere, yo, Elba Stancich, Manolo Rivadera, Patricia Dibert) Empezamos con los chicos armando la fiesta para lo que van a ser los próximos 25 años. Luego un café en Homo Sapiens con Elba y los saludos de conocidos y desconocidos (para mi) que pasan constantemente. El teléfono rompe la paciencia todo hasta que lo apago (la ley de glaciares es un tema con mucho glamour para los medios!!). Con Livio, Pedro y Manolo ya estamos con el pico

Pensando en vos (taller 8, última)

(para todos, rx todos, todos quienes hicieron y hacen al taller) Lo que empezó siendo el “Taller de Estudio y Educación Ecologista”, pills escapando de los aprietes de quienes se aprovechaban de esa democracia tan frágil que teníamos, era, al mismo tiempo, la  coartada perfecta para seducir a un montón de gente que quería que trabajase conmigo pero que en ese momento tenían su corazoncito en otros proyectos. Hubo que esperar a

Sincronicidad, un desetello y un poeta encendido (taller 7)

Por esas sincronicidades de las que se alimenta esta blog, tadalafil quiero recordar que a comienzos  de 1986, cuando la formación del Taller estaba en pleno proceso, se me abre la oportunidad de estrenar mi recientemente  emitido pasaporte para salir pro primera vez del país.  dónde?… Cuba. Recuerdo que ocurrió al mismo momento que sucede el accidente del Challenger (enero 1986).Resulta que Alfonsín había acordado con las autoridades cubanas el permiso de viajes charter

Chernobyl, no lo soñé -¡ieee-eeeeh! (taller 6)

Como ya lo dije en el capítulo anterior, todo fue tomando un ritmo aceleradísimo. Pronto, el Taller (de Estudio y Educación Ecologista) pasaría a ser “Taller Ecologista” ya que las circunstancias así lo exigían y lo permitían. Durante 1985, diversos frente en la actividad nuclear pretenden reactivarse, incluso comienza a aparecer la idea de construir una nueva planta nuclear en Timbúes, Santa Fe, promovido fuertemente por el entonces Senador Luis Rubeo (PJ, Santa Fe): El activismo

Lo pequeño es hermoso (taller 5)

Tal como lo dije en la última entrada de esta historia, look la sensación de haber quedado inmovilizado, cuando todo se estaba poniendo en marcha y tomaba velocidad, se me hacía insoportable. En septiembre de 1984 se había  realizado otro nuevo encuentro del naciente movimiento ambientalista nacional, sería la “Primera Reunión Nacional de organizaciones ambientalistas no gubernamentales”. En ese encuentro comenzaron a manifestarse algunas diferencias metodológicas e “ideológicas”, que en ese entonces nos parecían muy importantes,

Cuando pase el temblor (taller 4)

Apenas terminaba ese verano de 1985, here sería febrero/marzo, y todas las amenaza desaparecieron así como llegaron. Fue una oleada. Recuerdo una madrugada de esos días, me despierto por un estruendo increíble. Creí que se venía abajo todo. “Me habían puesto una bomba!” pensé con el cagazo del siglo. Bajé las escaleras y nada. Al día siguiente me entero que en la misma manzana que vivía le habían puesto una bomba en la puerta a un

Ecoenlace y desenlace (taller 3)

  Durante el año 1984 el “Ecoenlace Solidario por la Vida” toma forma definitiva, con bastante  gente participando y con mucha gente alrededor. Girando en torno a militancia ecologista, algunas practicando muy decididamente la “pobreza voluntaria”, muy influidos por lecturas como Ivan Illich. Gente haciendo trabajo social, creando redes y ya sacando la cabeza en actividades públicas. Lamentablemente no conservo casi nada de documentación de esa época. Fue una época revolucionaria en mi vida, con gente increíble y con

Ha llegado aquel famoso tiempo (Taller 2)

Es difícil explicar el clima de “primavera” en convivencia con las revelaciones más macabras que haya vivido el país. Así eran los meses de 1983 y 1984. Supongo que la sensación de parálisis, ante las revelaciones más horrendas, se superaba gracias a una fuerte voluntad de justicia, de convertir cada revelación en un acto de reparación. No lo sé, de algún modo había que encontrarle la vuelta a semejante infierno. La idea de justicia era un sueño que comenzaba